Rutina facial: lo que no le puede faltar a tu piel

Cuando hablamos de rutina facial, cada una tenemos nuestra forma particular de cuidar la piel y contamos con algunos productos que para nosotras son imprescindibles en el cuidado del cutis. Somos fieles a un aceite limpiador facial, a un serum o sencillamente, a un hidratante de labios. Se trata de productos que por una razón u otra satisfacen las necesidades de nuestra piel y la hacen mostrar su mejor aspecto.

Rutina facial: testimonios reales

Para redactar este post hemos contado con tres micro influencers españolas que han querido compartir con nosotras esos productos que nunca faltan en su rutina facial. Atentas a los que nos cuentan porque seguro os sirve para saber que componentes deben tener esos cosméticos que utilizáis cada día para cuidar vuestros cutis.

Ácido glicólico para exfoliar (@gemmamerino)

No tenía ni 20 años, cuando oí por primera vez el termino ácido glicólico. Fue en la consulta del dermatólogo, cuando frente a las marcas terribles, como heridas de guerra producidas por años de acné adolescente, optaron por comenzar un tratamiento que se había convertido en revolucionario en esa última década: el peeling.

Los resultados fueron más que sobresalientes: piel de porcelana ante el estupor de mis amigos de juventud, que me preguntaban “si me había operado”. Esos resultados se prolongaron durante años, hasta que, tras un embarazo y posterior lactancia, las hormonas comenzaron a hacer nuevamente de las suyas y otra vez me vi en consulta, desesperada, buscando aquel ácido milagroso. Pero como los tiempos cambian, ahora la revolución en cabina estaba en el IPL y el ácido glicólico se había convertido en un coadyuvante en el tratamiento domiciliario.

“¿Y quien va a ir a ponérmelo?” pensé imaginándome un formato casi de clase de química. La sorpresa apareció en forma de pequeña caja con 4 discos concentrados y 4 cremas monodosis (CITRIATE de NeoStrata). El ácido glicólico, en bajas concentraciones (4-15%), se había introducido de manera casi silenciosa en nuestra rutina diaria, y el último salto que tenía, era encontrar un formato fácil y asequible para concentraciones más elevadas (20-30%), porque, aunque este alfahidroxiácido (AHA) es de origen natural, extrayéndose principalmente de la caña de azúcar entre otros, no es un ingrediente inofensivo y no está indicado en todo tipo de pieles, por lo que siempre es recomendable que sea utilizado bajo prescripción médica.

Mi experiencia con CITRIATE con una concentración de 20 AHA, fue espectacular desde el primer momento. Lo utilizo de forma regular dos veces en semana y aunque mi rutina facial incluye otros productos, es el más potente en cuanto a actuar de forma inmediata sobre la textura de la piel. Al día siguiente el efecto “flash” es perfectamente perceptible y sin duda la acción antiinflamatoria en imperfecciones es lo que más me cautiva.

Rutina facial: lo que no le puede faltar a tu piel

Retinol, el nuevo Santo Grial del Skincare (@apolorabbit)

Cada vez más y más marcas usan en sus fórmulas anti edad el retinol, desde hace poco más de un año forma parte de mis indispensables de cuidad facial, y quiero contarte porqué debes incluirlo tu también. Lo primero es saber qué es el retinol. Es literalmente Vitamina A en su fórmula activa, y en un principio fue usado como ácido retinoico para tratar el acné, en los últimos 40 años se ha estudiado su efecto sobre su estímulo en la producción de colágeno y elastina que aumenta la renovación celular ayudando a disminuir las arrugas pequeñas, también aclara las manchas y mejora la textura de la piel, además de iluminarla, también es antioxidante, vamos que si es el Santo Grial.

En cuanto al modo de incluirlo en la rutina facial, hay que tener en cuenta que el retinol es muy potente. Tiene muchos beneficios, pero si eres de piel sensible, no puedes usarlo todos los días porque puede causar irritación. Debes revisar que tenga entre 0,1% y 0,2 % en estado puro o si es en alguna crema o serum que tenga de 0,1% a 10% de retinol, el consejo de los especialistas y el mío por experiencia es usarlo 3 veces por semana, intercalándolo un día, sí y otro no, hasta que tu piel se acostumbre y puedas usarlo todos los días (revisa las proporciones, si es menor a las que te digo no veras resultados)

Respecto a cuándo usar retinol, el mejor momento es en la noche, pues la piel se regenera mientras duermes. Luego ponte una crema hidratante, (piel hidratada=piel feliz), y en la mañana no puedes olvidar usar protector solar, tu piel estará muy receptiva, tienes que protegerla.

En cuanto a los beneficios, ten paciencia, veras los cambios en tu rosto si tienes constancia, una piel luminosa, más suave con poros más cerrados y con menos manchas.

Rutina facial: lo que no le puede faltar a tu piel

Vitamina C, el tesoro de los cítricos (@_olgamino)

Mi nombre es Olga, y antes de todo quiero informar de que no soy ni dermatóloga ni esteticien ni experta en cremas, únicamente cuento mi propia experiencia.

Seguro que has oído hablar muchas veces de la vitamina C como un nutriente esencial para el ser humano y que lo podemos encontrar principalmente en frutas (especialmente en cítricos), verduras y algún que otro alimento. La vitamina C actúa como un antioxidante para reforzar el sistema inmunitario, combatir el estrés de los radicales libres y necesaria para sintetizar el colágeno. Después de este breve resumen sobre los múltiples beneficios de esta vitamina, muchos dermatólogos y especialistas se preguntaron «¿Por qué no incluir la vitamina C a la rutina facial?».

La respuesta la conocemos todos/as, no hay más que darse una vuelta por la estantería de productos cosméticos y ver como poco a poco la vitamina C ha llegado a nuestras vidas para quedarse. Por otra parte, no me extrañaría nada pues contiene múltiples beneficios para todo tipo de pieles y edades, no se conoce que haga algún mal por ahora.

Ahora os cuento el modo en el que la Vitamina C actúa en nuestra piel. Como hemos visto, esta vitamina es un constituyente esencial del colágeno, estimulando la unión de epidermis con la dermis, es como un sostén entre ambas, por lo que tiene eficacia antiarrugas y de relleno. Además, hemos visto que combate el estrés de los radicales libres y es un antioxidante de manera oral pero también, lo hace de manera cosmética en la piel. Todos los días nuestro cuerpo esta expuesto a factores externos (polución, tabaco, radiación ultravioleta, estrés, dietas desequilibradas…) provocando en nuestra piel una oxidación o envejecimiento prematuro (manchas, arrugas, cambios en el tono de piel, pérdida de firmeza…etc) de la que podemos salvar gracias a esta potente vitamina.

Por tanto, ¿cuáles son los beneficios de la vitamina C?. Reduce la intensidad de las manchas de la piel, estimula la producción de colágeno, aporta un tono más uniforme y luminoso, defiende a la piel de las agresiones externas y favorece la absorción de otras cremas trabando desde las capas profundas de la piel.

En mi caso he descubierto recientemente los beneficios de esta vitamina, pues nunca he sido fan de los “milagros de la cosmética” y he tenido que tragarme mis palabras. Los beneficios no se van a ver a corto plazo, esto es como todo, irás notando progresivamente como la piel poco a poco va pareciendo otra, aunque lo que sí es instantáneo es la luminosidad en la piel y el color “anaranjado” o de “buen tono” que aporta.

Últimamente, nos están metiendo la vitamina C hasta en la sopa, por esta razón hay que saber elegir muy bien que productos comprar, no es oro todo lo que reluce. Mi recomendación es que si no se venden en farmacia o parafarmacia desconfiar, igualmente si son marcas de lujosas firmas de moda, estas marcas se han dedicado toda la vida a la moda ¿Cómo te van a vender un buen producto facial? Por esta razón, yo solo me fio de las marcas que están creadas por dermatólogos y llevan un riguroso estudio en esta rama.

Por último, quiero recalcar que es muy importante elegir un buen protector solar para usar después de usar vitamina C en la rutina facial. La razón es muy simple, los rayos UV destruyen la vitamina C de nuestra piel, oxidan nuestras células “cuanto más sol, mas vitamina C necesitas”, dicho esto no queremos gastarnos un dinero en un producto que luego vamos a desperdiciar al primer rayo de sol que nos dé en la cara.

Rutina facial: lo que no le puede faltar a tu piel

¿Qué te han parecido estas recomendaciones para utilizar en la rutina facial? Y vosotras ¿tenéis algún cosmético que se haya convertido en la base de vuestros cuidados del rostro?

¿TE ESTÁ GUSTANDO LO QUE VES?

Suscríbete a nuestra newsletter para mantenerte al día de nuestras novedades

1 comentario en «Rutina facial: lo que no le puede faltar a tu piel»

  1. Me ha parecido fascinante descubrir muchos más beneficios de la vitamina C que desconocía totalmente para la piel. Lo voy a tener muy en cuenta a partir de ahora al elegir producto para mi rutina facial, Gracias Olga!!!!

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.