8 consejos para cuidar el pelo largo en invierno

A pesar de que Carolina Herrera ha dicho recientemente que no es elegante llevar el pelo largo después de los cuarenta, nosotras nos declaramos grandes fans del pelo largo a cualquier edad, y sobre todo, de que cada uno lleve el pelo como quiera, esté o no de moda.

Como estamos seguras de que muchas de vosotras pensáis igual, os dejamos algunos consejos para cuidar el pelo largo en invierno, una época en la que el cabello se vuelve débil y quebradizo. ¡Esperamos que os sirvan! Y si echáis en falta alguno, nos encantaría escucharlo.

Nuestros consejos para cuidar el pelo largo en invierno

No abuses de los lavados

El pelo recién lavado tiene un aspecto fabuloso y se ve más limpio y brillante, pero no por ello debes abusar de los lavados, y por supuesto nunca, nunca, lavar tu pelo a diario. Cuando lo laves debes evitar el agua caliente para no secarlo. Lo ideal sería el agua fría, pero como es complicado aguantarlo, puedes utilizar agua templada.

Masajea tu pelo

¿Te has fijado en cómo te lavan el pelo las peluqueras? Mientras te lo lavan utilizan las yemas de los dedos para dar masajes circulares a tu cuero cabelludo. Esto lo tienes que hacer en cada lavado. Verás que es buenísimo porque con ello mejoras el flujo sanguíneo de la zona y hará que absorba mejor los nutrientes. Y también, por qué no decirlo, esos masajes te dejan en total relax.

Hidrata bien tu cabello

Con el pelo ocurre igual que con cara, labios y manos, uno de los mayores problemas del invierno es que se secan más. Para combatir la sequedad del pelo en invierno debes utilizar acondicionador tras cada lavado, y al menos una vez por semana una buena mascarilla hidratante. Devolverá el brillo a tu cabello y además facilitará desenredarlo. También te puedes plantear el uso de aceites para pelo largo.

El secador, un gran enemigo

Durante el verano es habitual que dejemos secar el pelo al aire libre, pero en invierno, por evitar el frío. solemos abusar del secador. Los aparatos de calor son uno de los peores enemigos del pelo largo, ya que lo dañan y lo vuelven más seco y quebradizo. Siempre que puedas intenta dejar secar tu pelo largo al aire libre, y tu melena te lo agradecerá.

Si a pesar de estos consejos necesitas utilizar secador, te recomendamos los que tienen temperatura en frío, templada y calor. El secador en frío daña menos y cuanto más calor, más se dañará tu pelo. Si te secas el pelo con calor, intenta alejar el secador de tu pelo, al menos diez o quince centímetros, y utiliza siempre un producto protector.

Usa bien la toalla sobre tu pelo mojado

Estamos acostumbrados a recoger el pelo mojado con una toalla nada más salir de la ducha. Pero ¡cuidado! Según cómo lo hagas, puedes estar estropeando tu pelo. Si te haces un turbante con la toalla, intenta no apretar ni enroscar el pelo y que no quede tirante, porque el cabello mojado es mucho más quebradizo y lo podrías partir.

Tampoco debes quedarte demasiado tiempo con la toalla en la cabeza, porque llega un momento en que la toalla se empapa y ya no seca más, y tanta humedad tampoco es buena para el cabello. Lo ideal es que dejes el pelo suelto secándose al aire libre.

Otro de los malos hábitos que tenemos con la toalla es frotar el pelo con ella. Otro gran error. Si quieres secar tu pelo con una toalla debes colocarla sobre la cabeza y deslizarla con cuidado desde las raíces hasta las puntas. De esta manera la toalla absorberá el agua del pelo sin dañarlo.

Evita los recogidos tirantes

Aunque adoramos el pelo largo muchas veces lo recogemos por comodidad. Hay que tener mucho cuidado en cómo lo haces, evitando recogidos tirantes que pueden dañar tu pelo. Tampoco es bueno que duermas con el pelo recogido. Y ten mucho cuidado con las horquillas que utilizas, porque algunas cortan el pelo.

Evita las planchas del pelo

Si el secador daña el pelo, más aún lo hacen las planchas y tenacillas. El uso frecuente de estos aparatos provoca que tu cabello termine falto de vida, por lo que te aconsejamos que no abuses de ellos.

Corta las puntas

Por último, si tienes las puntas abiertas, lo mejor que puedes hacer es cortarlas y ponerte manos a la obra para evitar su aparición gracias a todos los consejos para cuidar el pelo largo en invierno que te hemos contado en este artículo. Además de estos cuidados, debes cortar las puntas con cierta frecuencia para evitar que se abran. Para que tengas una idea aproximada, con cortar tus puntas cada dos o tres meses es suficiente. Si te cortas el pelo con menos frecuencia, por ejemplo una o dos veces al año, entonces ya tendrán que cortarte bastante más centímetros, hasta un palmo, en función del estado de tu melena. Por eso lo mejor es proteger y cuidar tu cabello y así evitarás cortar tanto tu pelo largo.

¿TE ESTÁ GUSTANDO LO QUE VES?

Suscríbete a nuestra newsletter para mantenerte al día de nuestras novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.