10 sitios originales para comer en Madrid

En la capital de España no faltan lugares en los que disfrutar de una buena comida típica de Madrid, de la mejor gastronomía asiática o de sencillos locales en los que comer deliciosos bocadillos de calamares. La oferta es tan amplia que puede llegar a ser complicado elegir un restaurante. Hoy os vamos a dar pistas sobre sitios originales para comer en Madrid, esos que se salen de lo habitual, ya sea por su carta, por su decoración o por el ambiente que rodea al comensal.

sitios originales para comer en Madrid

Sitios originales para comer en Madrid

Si estáis cansados de los restaurantes de siempre, seguro que en esta lista encontráis un lugar especial y diferente para comer o cenar en Madrid. Ya sea en pareja, en familia o con amigos. A ver que os parecen, y si en los comentarios nos dejáis alguna otra sugerencia, nos encantará tomar nota y tenerla en cuenta en nuestra lista de sitios originales para comer en Madrid.

Zielou

Este restaurante en la Estación de Chamartín no es solamente uno de los locales de moda de la capital. También en uno de los sitios originales para comer en Madrid. Con diferentes espacios, este local permite disfrutar de una cena romántica, de una cerveza después del trabajo o de una comida informal con los amigos. La decoración es ecléctica y sorprendente. Toques orientales en un salón, setenteros en la barra. Nada en este local deja indiferente. Ni tan siquiera esa carta que se renueva periódicamente para ofrecer diferentes viajes gastronómicos a los comensales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Zielou (@zieloumadrid)

Dans le Noir?

¿Te atreverías a comer o cenar a ciegas, totalmente a oscuras? Esa es la propuesta de Dans le Noir?, un restaurante que abrió sus puertas en Madrid en el año 2017 y que ofrece una experiencia sensorial en la que la comida no entra por la vista. Esta cadena de restaurantes, presentes en diferentes ciudades del mundo, está considerada una de las apuestas más originales en restauración. Se ofrecen diferentes menús, con o sin vino, cuyos platos llegan a la mesa en manos de camareros invidentes. Sin duda, las personas que se mueven con más comodidad y seguridad en este local. Si quieres descubrir uno de los sitios originales para comer en Madrid, toma nota de que en Dans le Noir? tendrás que hacer reserva y que lo encontrarás en la Plaza del Biombo, a 400 metros de la Plaza Mayor.

BaniBanoo

En el número 19 de la Calle Mártires Concepcionistas, cerca de Diego de León, se encuentra este restaurante persa en el que degustar la mejor comida tradicional de Irán. Su dueña, tras dejar su Persia natal y vivir en París y Londres, decidió abrir su propio local en Madrid para dar a conocer la comida que hacía su abuela. Cada vez que vuelve a su Irán, regresa a Madrid cargada de especias e ingredientes imprescindibles para recrear esos platos de su infancia. El comensal puede verlos en un expositor y las camareras le explican en que consiste cada uno de ellos. El menú tiene un precio de 15 € e incluye tres platos y una bebida. También es uno de esos locales perfectos para desayunar en Madrid.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por BaniBanoo (@banibanoomadrid)

Rosi la Loca

En un restaurante con un nombre cómo Rosi la Loca, ¿qué podemos encontrar? Pues mucho color, alegría y fiesta. Puedes tomar un cóctel con el Sombrerero Loco o con la mismísima Reina de Corazones. Alicia no puede faltar a la fiesta, y si te animas a reservar, te aseguramos que vas a querer repetir en el que sin duda es uno de los sitios originales para comer en Madrid. Podrás degustar una versión muy loca de la típicas patatas alioli, una albóndigas de merluza para chuparse los dedos y terminar la comida con Loca Miss You, un tiramisú que te va a sorprender. Y eso es solamente un ejemplo de lo que ofrece la carta de Rosi la Loca.

Yakitoro

La traducción literal del término japonés yakitori es “pollo a la parrilla”. Hay infinidad de sencillas tabernas en las que comer en Japón ese plato, brochetas de pollo hechas a la parrilla. Y en Madrid se puede uno sentir un poquito en territorio japonés visitando los restaurantes Yakitoro (uno en la Calle Reina 41 y otro en el Paseo de la Castellana, 130). Se trata de locales amplios y luminosos en los que el centro de la mesas está ocupado por una parrilla para poner a punto las brochetas antes de comerlas. También en cada mesa, una piscina de hielo para tener las bebidas siempre frías. Una opción para comer a buen precio y de una forma diferente en el corazón de la capital española.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Yakitoro (@restyakitoro)

Bloom

Son varios los restaurantes que Salvador Bachiller tiene en Madrid. Cualquiera de ellos puede formar parte de la lista de sitios originales para comer en Madrid. Pero nosotras nos decantamos por Bloom. Un espacio en el que los tonos suaves  son los protagonistas junto a bonitas vidrieras, flores y delicadas lámparas. Se puede ir a este coqueto local a desayunar, comer o merendar. La carta tiene opciones para cualquier momento del día, siempre con una excepcional presentación y exóticos sabores. Si te animas a visitar Bloom, apunta su dirección: Calle Alberto Aguilera, 54.

Mercado de San Miguel

Son varios los mercados de Madrid en los que hacer la compra no es el principal motivo para visitarlos. El más famoso y turístico es sin duda el Mercado de San Miguel, a pocos metros de la Plaza Mayor. Fue el pionero en ofrecer a los clientes productos de calidad para degustar en un ambiente distendido y con mucha historia, pues hace ya más de 100 años que este mercado abrió sus puertas. Hoy en sus puestos se puede comer el mejor jamón, fantásticas ostras o sencillamente tomar una copa de vino. Un espacio que ya es una referencia gastronómica en Madrid.

Le Club Sushita

El grupo Sushita cuenta con varios locales en Madrid. El más original de todos ellos, al menos para nosotras, es Le Club Sushita. Cruzar su entrada, bajo el cartel de neón, es viajar a los años 70. Moquetas de colores y sillones de terciopelo decoran este restaurante inspirado en el apartamento que tenía Karl Lagerfeld en París. Una librería con metros y metros de revistas de moda, arte y viajes y una chimenea de ladrillo blanco completan la decoración de este restaurante de sushi. Un imprescindible en Madrid para los amantes de ese plato tan japonés.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Sushita Café (@sushitacafe)

Aüakt

¿Te imaginas un restaurante en el que el protagonista sea el aguacate? Pues puedes dejar de imaginar e ir a Aüakt, en la Calle Barquillo 44. Comida sana y divertida, un local en el que reunirse para desayunar, comer o cenar. Su cocina nunca cierra por lo que cualquier momento es bueno para degustar los platos de este restaurante o uno de sus cócteles. Siempre con productos frescos y bajos en azúcar y alcohol. Todo sea por aquello de “mens sana in corpore sano“.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Auakt Bar (@auakt_)

Papúa

Para sentirte en el trópico no tienes que viajar a él. Solamente tienes que a uno de los sitios más originales para comer en Madrid para creerte en mitad de la selva. El restaurante Papúa, en la Plaza de Colón, tiene nada menos que 600 m2. En el centro del local, bajo un lucernario, una gran jaula llena de plantas es la protagonista. Estampados tropicales, figuras de jirafas y gorilas, madera y una cuidada decoración en la mesa acompañan a los comensales en este viaje gastronómico que da una giro a platos tan tradicionales como las tortilla de patatas o los buñuelos de bacalao.

¿TE ESTÁ GUSTANDO LO QUE VES?

Suscríbete a nuestra newsletter para mantenerte al día de nuestras novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.