santiago de compostela

Santiago de Compostela: el final del camino

Hay ciudades donde la fama de alguna característica concreta bien sea monumento, museo o paisaje hace que se olvide el resto de los atractivos que posee. Eso es lo que sucede con Santiago de Compostela. Al hablar de esta ciudad gallega lo primero en lo que todos pensamos es seguramente en el famoso camino que llega hasta ella. Ese que cada año recorren miles de peregrinos para llegar hasta esta ciudad declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1985.


Es Santiago de Compostela, junto a Jerusalén y Roma, uno de los tres grandes centros de peregrinación de la cristiandad. Es sin duda por ello que ese Camino de Santiago es conocido en todo el mundo. Y algo tendrá cuando a tantos atrae. ¿Por qué no hacerlo y luego visitar la ciudad?

santiago de compostela

El motivo originario de el Camino de Santiago era visitar la tumba del apóstol Santiago. No obstante, a no ser que sea por motivo religioso, esta razón ya no tiene la misma validez que antaño. Pero beneficios al hacer el camino que acaba en Santiago de Compostela hay muchos, y uno de ellos sería, por ejemplo, ponerse en forma. Hacer este recorrido implica abandonar la vida sedentaria del habitante de la ciudad, para abrazar la dureza de la vida del montañero.

Otro no menos importante es la autoestima. Conseguir superar esta prueba de esfuerzo ya de por sí es un premio que solo quién lo consigue lo sabe. Más motivos serían el paisaje, la cultura de los lugares por los que pasan, la espiritualidad, la búsqueda interior…

santiago de compostela

Y el premio final, Santiago de Compostela. Al llegar allí no hay duda de que se debe sentir una  gran satisfacción por haberlo logrado. Durante el camino se puede elegir como alojamiento alguno de los cada vez más abundantes albergues. No hay localidad por la que pase el camino que no cuente con uno de ellos o con otras opciones más cómodas en las que pasar una noche tras los kilómetros recorridos.

No hay que olvidar al llegar a la atractiva Santiago de Compostela disfrutar de ella. Esta ciudad es una de las más bellas de Galicia. También es una de las ciudades universitarias más atractivas de Europa, y su ambiente estudiantil la convierte en un lugar animado durante los meses lectivos.

Muchos viajeros pasan solamente un día en la ciudad española que más peregrinos recibe. Es posible conocer lo más importante de Santiago de Compostela en una jornada. Pero si uno se regala un par de días o tres en ella podrá no solo conocer sus monumentos más importantes sino también disfrutar de los alrededores y de su gastronomía.

Qué ver en Santiago de Compostela

Tanto si llegas a esta ciudad gallega al finalizar el camino como si lo haces sencillamente por turismo, hay algunos lugares que no puedes dejar de ver.

Empecemos por supuesto mencionando entre esos lugares la Catedral de Santiago. Si este monumento es merecedor por si solo de una visita, no lo son menos las plazas que la rodean: Obradoiro, Quintana, Inmaculada y Platerías.

Al recorrer la ciudad hay que buscar otros de sus edificios históricos. El Hostal de los Reyes Católicos, hoy Parador de Turismo, la Casa del Cabildo o el Mercado de Abastos se cuentan entre los monumentos civiles más destacados en Santiago de Compostela.

santiago de compostela

Si hacemos una lista de los edificios eclesiásticos que ver en la ciudad, siempre sin olvidar la Catedral, estarían en ella sin duda el Monasterio e Iglesia de San Martiño Pinario o el Convento de Santa Clara.

Y si queremos ver un lugar ligado para siempre a la universidad de Santiago y a los populares tunos, nada mejor que ir hasta el Colegio de Fonseca, un bello edificio renancentista.

Una vez visitada la ciudad, alimentado el espíritu con el camino y la belleza de la ciudad, toca alimentar el estómago. La ciudad tiene una gran oferta culinaria para todos los paladares y bolsillos. Desde selectos restaurantes a mesones, pulperías y casas de comidas. Y cómo no, jamonerías, vinotecas y tabernas de toda la vida en las que tomar un albariño con alguna tapa con sabor a tierra o mar. ¿Hay mejor forma de celebrar que se ha terminado el camino y llegado a la tumba del patrón del España?

Hay muchos caminos y rutas trazadas desde antiguo, pero busquen el suyo personal. Cuando prepares el viaje, no olvides entrar en Expedia y comprobar la disponibilidad de albergues, tanto a la llegada como durante el trayecto. Será una experiencia que no olvidarás nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.