Limpieza de primavera cocina

7 consejos para una limpieza de primavera

La primavera ya ha llegado y con ella damos la bienvenida a la luz. Dejamos atrás la oscuridad del invierno y, apetece dar un cambio a nuestra casa, que refleje el cambio de estación. Para ello, nada mejor que una limpieza de primavera.

Aunque la limpieza se hace durante todo el año, esta estación es ideal para limpiar y ordenar la casa a fondo.

Cómo hacer una limpieza de primavera efectiva

1. Ordenar los armarios del baño

El baño es un lugar muy importante en tu vida diaria y, con el tiempo, se suelen acumular productos en los armarios o en las estanterías que no pertenecen a ese lugar.

Haz una selección de productos que estén caducados o, que se hayan estropeado. Por ejemplo, tu protector solar del año pasado ya no sirve, así que deberás desecharlo. Ya que sólo es efectivo durante un año.

Los productos de maquillaje que nunca usas puede que no sean tan esenciales en tu baño, así que puedes donárselos a una amiga que los quiera.

Para que tu baño sea más agradable, puedes incluir pequeños elementos de almacenamiento, como un bonito tarro para los bastoncillos de algodón, otro para los algodones desmaquillantes o una bonita taza para tus pinceles de maquillaje…

Ordenar baño, limpieza de primavera

También es una buena oportunidad para cambiar las toallas que no estén en buenas condiciones. Elige toallas de colores claros, que hagan juego con la decoración del baño. También puedes cambiar los colores de tu cortina de ducha, de ventana o alfombra.

2. Conseguir una cama acogedora y fresca

Durante la limpieza de primavera es un buen momento para airear el colchón, darle la vuelta, lavar el edredón o relleno nórdico y, cambiar las sábanas o la funda por colores más alegres o tonos pastel.

Los diseños florales ahora son bienvenidos. Pon algo de color en tu habitación para crear un ambiente luminoso y soleado.

3. Ordenar tu armario

La nueva temporada significa nuevo vestuario. Así que es una buena excusa para ir de compras, cuando se pueda.

Pero para incluir nueva ropa, primero tendrás que hacer un poco de espacio en tu armario. Por eso, es un buen momento para sacar toda la ropa del armario y, hacer una selección de aquella que seguirá contigo y de la que te vas a deshacer.

Si la ropa que no te vas a quedar está en buen estado, considera venderla o regalarla.

Una vez que tu armario esté vacío, tienes que llenarlo. Para ello, te aconsejo que cambies tus perchas, para que todas sean iguales. De esta forma tu armario se verá mucho más armónico y agradable. Hay unas perchas muy finas de un material que impide que la ropa se deslice, ocupan muy poco, por lo que te cabrá más ropa en el armario.

Te aconsejo que no ordenes la ropa por colores, sino por tipo de ropa. Agrupa todas las camisas, los pantalones, las faldas, los vestidos… De esta forma es mucho más fácil saber dónde están las cosas.

Antes de volver a poner toda la ropa en su sitio, limpia a fondo el armario con un paño humedecido con agua y jabón neutro. Coloca unos saquitos con lavanda, que perfumarán y ahuyentarán los insectos.

4. Organizar la cocina

Aprovecha esta limpieza de primavera para limpiar y ordenar también tu cocina. Seguro que hay cosas para tirar, para regalar o que ya no te interesan.

Revisa las fechas de caducidad de los productos y ordénalos en tu armario.

También puedes encontrar nuevas formas de organizar el almacenamiento. Te aconsejo invertir en botes de vidrio, fáciles de lavar y que no desprenden olores como el plástico. En ellos puedes almacenar harina, azúcar, pasta, arroz, frutos secos, cereales… De esta forma puedes tenerlos encima de una estantería y convertirse en un elemento de decoración.

Limpia los frentes de los armarios y los interiores con amoniaco diluido en agua y, seca para que no queden marcas.

Cambia los paños de cocina que estén muy deteriorados.

5. Cambia la decoración

La decoración de tu casa es un reflejo de tus gustos. Pero, no vas a querer mantener la cálida y reconfortante decoración del invierno para siempre, ¿verdad?

Cambia los muebles de lugar, ordena lo que hay alrededor, deshazte de las viejas baratijas que están acumulando polvo…

Aunque no es necesario repintar todo y cambiar los muebles para renovar la decoración, a veces los pequeños detalles pueden marcar la diferencia.

Cambiar las fotos es una buena forma de renovar la decoración. Pon nuevas fotos que te inspiren.

Reemplaza los textiles de invierno por otros más ligeros, de colores más claros y de materiales como el algodón o el lino.

Vacía las habitaciones para que parezcan más grandes y respiren. La luz también entrará mucho más fácilmente en tu casa y será más agradable vivir en ella.

Guarda tus velas con aromas de invierno y reemplázalas con aromas florales o frutales para traer la primavera a tu casa.

6. No te olvides de las plantas

La primavera también significa que las plantas vuelven a florecer, así que aprovecha la oportunidad para ir a la floristería a buscar un bonito ramo de flores o, a un centro de jardinería para comprar una planta decorativa.

Ramo de flores

Si no tienes mano con las plantas, recurre a los cactus, suculentas o incluso plantas falsas. Pon algo de verde en tu casa.

7. Limpia los cristales de las ventanas

Para limpiar los cristales de una forma ecológica puedes preparar tu propio limpiacristales. Pon la cáscara de un limón y de una naranja en una botella y añade vinagre blanco. Déjalo reposar durante una semana. Pasado ese tiempo cuélalo y pon el líquido en un pulverizador. Utiliza esta mezcla con la ayuda de un paño de microfibra, para que no deje pelusas y sécalo con papel de periódico. Ya verás que bien quedan.

Cuando termines de organizar tu casa, no te olvides de organizar el trastero, que muchas veces es el gran olvidado.

¿Tienes algún truco o consejo que darnos para la limpieza de primavera?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.