Fotolibro con Saal Digital

Cómo crear un fotolibro con Saal Digital, momentos para guardar

Siempre me ha gustado tener las fotos en papel, debe de ser porque comencé en esto de la fotografía cuando era analógica. En ese tiempo no te planteabas revelar el carrete de fotos y no pasarlas a papel. Así que cuando di el paso a la fotografía digital, aunque la mayoría de las fotos las dejo almacenadas en discos, de vez en cuando me gusta imprimir las más especiales. Y eso es lo que he hecho al crear un fotolibro con Saal Digital.

Creo que una imagen impresa es algo que permanece para el futuro y es una forma más bonita de recordar esos momentos que han quedado capturados en la foto.

Ya había hecho algún que otro fotolibro y los resultados no siempre habían sido los esperados. Así que cuando vi que Saal Digital ofrecía un bono de 30€ para realizar un álbum digital no me lo pensé dos veces. Además, tenía en mente desde hace tiempo hacer uno con las fotos de nuestro viaje a Venecia, así que me venía estupendamente.

Cómo hacer un fotolibro con Saal Digital


El proceso es muy sencillo, en la página web de Saal Digital puedes descargarte el programa con el que realizarlo. Además, tienen tanto versión para Windows como para iOS, y yo que tengo un Mac he tenido problemas con otras empresas ya que sus programas no estaban preparados para ese sistema operativo. Así que de primeras empezábamos bien.

Una vez descargado e instalado el programa ya puedes realizar tu álbum digital o cualquiera de sus otros productos: cuadros, tarjetas, posters, calendarios, foto-regalos, etc.

Yo escogí realizar un álbum digital y entre todas las opciones de acabado que tienen seleccioné el álbum de tapa dura de 28×19 cm y en papel fotográfico mate.

Una vez seleccionado el formato puedes utilizar una plantilla en blanco para maquetar todo como quieras, dejar que el programa cree de forma automática el fotolibro completo o utilizar la maquetación automática, que te va ayudando en el proceso.

Yo utilicé la plantilla en blanco para ir maquetando todo a mi gusto y ver todas las opciones que existen.

Programa de maquetación de Saal Digital

Lo primero que tienes que hacer es seleccionar en la parte izquierda del programa la carpeta donde se encuentran las fotos que quieres incluir en el álbum. Por lo tanto, si no lo has hecho te recomiendo que pongas todas las fotografías que vas a utilizar en una misma carpeta.

En la parte derecha tienes un montón de plantillas, tanto para la cubierta del álbum como para el resto de páginas. También verás que hay plantillas con las formas de disposición de las fotos.

En la parte inferior de la pantalla aparecen todas las páginas de tu fotolibro, y siempre puedes añadir más o eliminar algunas, en función de tus necesidades.

Para maquetar el álbum digital tan sólo tienes que arrastrar y soltar la foto que quieras situar en cada página y luego se puede modificar el tamaño y el lugar en el que situar la foto. En todo momento el programa te va a ir indicando si la foto tiene la calidad adecuada. Puedes poner una sóla foto por página o varias, incluso puedes ponerlas a doble página, que quedan genial.  Incluso tienes la opción de editar las fotos allí mismo, ya sea foto a foto o aplicar la misma edición a varias de ellas.

Fotolibro

También puedes incluir texto junto con las fotos. O poner un fondo, a mí me gustan los fondos lisos, pero tienes un montón de opciones para elegir, estampados, modernos, clásicos, infantiles, de adultos, etc.

El programa es realmente sencillo y eso es de agradecer, ya que no tienes que perder mucho tiempo en aprender a manejarlo.

Una vez creado el álbum tan sólo tienes que añadir el proyecto a la cesta y realizar el pedido.

Cómo es el álbum digital de Saal Digital, mi opinión personal


Desde que pedí el álbum hasta que lo tuve en mis manos tan sólo pasaron cuatro días y por medio estuvo el fin de semana, así que imagino que hubiera llegado antes de pedirlo a principios de semana.

Álbum digital

El paquete viene en una caja de cartón duro y dentro el fotolibro viene envuelto en una funda de plástico con protección acolchada y a su vez en otra de plástico.

La primera impresión al ver la cubierta ya fue buena. Me ha sorprendido el acabado, los colores de las fotos son exactamente iguales a lo que yo veía en pantalla. Había editado previamente las fotos con photoshop y tenía miedo de que alterasen esa edición, porque ya me ha pasado con otras empresas, que utilizan un sistema automático de mejora de las fotos y se cargan lo que tú has hecho, además de saturar las fotos muchísimo.

En mi opinión hacer un fotolibro con Saal Digital merece la pena, ya que los precios son bastante ajustados y los acabados son de un nivel muy alto. Las hojas son del estilo a las de los álbumes de fotos profesionales, con un papel mate de alto gramaje. Me encanta la apertura de 180 grados, por lo que las fotos a doble página quedan genial.

En resumen, me ha convencido el resultado, así que repetiré y volveré a crear otro fotolibro con Saal Digital para guardar algunos de esos momentos inolvidables de mis viajes.

Si tienes que hacer un regalo y no sabes qué regalar, ¿has pensado en crear un fotolibro para que esa persona guarde sus mejores momentos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.