5 poderosas razones para viajar a Berlín

La infinidad de alternativas que ofrece la capital alemana, hace que a diario miles de turistas de todo el mundo la prefieran como su destino. Su cultura, sus museos, festivales, espectáculos, exposiciones y su vida nocturna son algunos de los motivos para escoger esta ciudad en tus próximas vacaciones. Sin embargo, si las mencionadas no son suficientes para ti y quieres saber más acerca de este mágico lugar, te contamos cinco razones que harán que alistes tu maleta y compres, sin dudarlo, un billete directo a Berlín.

5 poderosas razones para viajar a Berlín

Nuestras razones para viajar a Berlín

Razón 1: sus lugares icónicos

Para viajar a este lugar lleno de historia y tradición, es indispensable recorrer aquellos monumentos o sitios que han construido la identidad de la capital alemana. El Muro de Berlín es un claro ejemplo de ello; esta emblemática construcción marcó la vida de miles de alemanes de la época durante muchos años, desde que en 1961 dividió la ciudad en Oriente y Occidente, convirtiéndolo así en uno de los más grandes símbolos de la Guerra Fría, hasta su caída en 1989.

Actualmente, es una de las atracciones más concurridas por turistas de todo el mundo, que buscan dar una mirada en el tiempo mientras descubren los hechos relevantes de Alemania y Europa.

Uno de los mejores lugares para admirar lo que quedó del muro es La East Side Gallery, formada por más de mil kilómetros a la orilla del río Spree. Su decoración fue realizada por 118 artistas de 21 países y en ella predominan piezas como las de Honecker y Brézhnev besándose y el Trabant, un coche muy popular de la época. Para llegar hasta aquí puedes optar por transportarte en metro, tren o alquilar un vehículo para recorrer Berlín.

En segundo lugar, tenemos la hermosa Catedral de Berlín, construida entre 1894 y 1905. Es el edificio religioso que más representa a la ciudad; se encuentra situado en frente del jardín Lustgarten y se alza cerca del río Spree. En su interior, podrás observar el altar realizado en mármol blanco y ónix amarillo, así como el llamativo órgano de transmisión. Además, en los sótanos encontrarás la Cripta de los Hohenzollern, donde se alojan más de 90 tumbas de la familia imperial del siglo XVI y sarcófagos con ataúdes que documentan más de 500 años de historia.

Por otra parte, el Tiergarten es un paisaje que no te puedes perder. Ubicado en el centro de la ciudad, fue un epicentro de reuniones de tropas del ejército de Prusia y su extensión fue utilizada para zona recreativa de los residentes. El segundo parque más grande de Berlín cuenta, en su interior, con estatuas importantes para la historia del país, como los monumentos a los gitanos europeos asesinados en el holocausto, la Calle 17 de Junio, el Monumento Nacional a Bismarck, el de Guerra Soviético y la famosa Columna de la Victoria.

Por supuesto, estos no son todos los lugares cargados de historia en Berlín; existe una infinidad de destinos que puedes recorrer planificando un itinerario dedicado a ello, pero si no pretendes dedicarte a este tipo de programas, los mencionados anteriormente son los que no debes dejar pasar por alto.

Razón 2: su variedad de parques

Si bien las edificaciones y los monumentos son una parte significativa en la visita a la capital alemana, también es una gran idea alejarse un poco de las multitudes y el ruido para conocer algunos parques en los que se pueden realizar actividades al aire libre. Para comenzar con este recorrido, el Mauerpark es un espacio al aire libre con una gran extensión de zonas verdes, donde cada domingo varios artistas se reúnen para ofrecer actividades como karaoke, arte callejero, exhibiciones de grafiti y un mercado de artículos de segunda mano.

El Volkspark Friedrichshain es el lugar ideal si lo que buscas es alejarte del ajetreo de la ciudad; aquí los visitantes encuentran tranquilidad y un espacio para salir a correr o practicar deportes, debido a que cuenta con amplias zonas de césped, árboles y estanques con fuentes de hermosa arquitectura.

5 poderosas razones para viajar a Berlín

Si te gustan los temas florales, en el ayuntamiento de Berlín encontrarás pequeños huertos urbanos con cultivos que fomentan el reciclaje.

Razón 3: en Berlín también hay fauna silvestre

La capital alemana tiene ofertas para todos los gustos, incluso para aquellos amantes de la naturaleza. Peacock Island tiene todo lo necesario para ofrecerte un día romántico, un castillo de cuento de hadas, un extenso parque y la compañía de muchos pavos reales. Este lugar alberga joyas arquitectónicas, como por ejemplo, una lechería diseñada con ruinas al estilo gótico, un templo memorial de la Reina Luisa y el edificio Kavalierhaus, para alojar a miembros de La Corte.

Igualmente, el Zoológico de Berlín, ubicado al este del parque central Tiergarten, es uno de los más hermosos de Alemania. Puedes llegar allí en autobús, ferry o reservando un coche de alquiler. El lugar presenta la mayor cantidad de especies animales de todo el mundo. Además, cuenta con ostentosas puertas de elefantes y leones que dan la bienvenida a más de tres millones de visitantes al año.

Razón 4: su gastronomía

La cosmopolita ciudad de Berlín cuenta con una extensa oferta gastronómica, en la que se puede encontrar muchas opciones de cafeterías o restaurantes de comida especializada y típica de la capital, como el Currywurst, que es una de las variedades de salchichas acompañadas de patatas fritas y salsas. Este plato es uno de los más populares en Alemania, así que cuando viajes a este destino, es posible que muchos locales te recomienden probarlo en cualquiera de sus presentaciones.

Por otra parte, el Eisbein es un codillo de cerdo que se realiza con carne cocida, acompañada con chucrut, patatas y guisantes hervidos. Puedes encontrar este platillo en todas las cervecerías de Alemania y en distintas regiones con preparaciones variadas.

Para los amantes de la pastelería, los Bretzels son una excelente opción. Se trata de un tipo de rosquillas tradicionales que se consumen desde hace siglos en Alemania, debido a que representan un símbolo de buena suerte en la época de fin de año.

Razón 5: su historia

Una de las características que identifican a esta ciudad es, por supuesto, su papel en la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. Los múltiples ataques realizados contra la capital y la edificación de un muro que dividió la nación, son hechos que han marcado la vida de los berlineses a lo largo del tiempo, demostrando así que son capaces de reconstruirse y lograr que su historia sea digna de admirar.

Para comenzar con este recorrido, debes visitar el Monumento al Holocausto, un lugar aislado y silencioso que conmemora a las víctimas, con 2711 bloques de hormigón marcados con sus nombres.

En caso de que tengas un estómago fuerte, puedes entrar en el museo Topografía del Terror, un lugar marcado por ser la sede de la Policía del Estado a manos de Adolf Hitler, más conocido como la SS. Aquí, los opositores eran sometidos a interrogatorios con torturas en los sótanos del edificio que, aún hoy, mantienen su estructura. En este lugar predominan las imágenes de sufrimiento, carteles de propagandas nazis, historias de familias separadas y voces de inocentes a manos de la tragedia.

Por si no te parece suficiente, en el Sachsenhausen te espera un recorrido por una de las edificaciones, construida en 1936, con el objetivo de ser un campo de concentración y entrenamiento cercano a la capital. Este lugar albergó a más de 200.000 personas, de las cuales miles murieron por enfermedades, trabajos forzados, hambre o exterminio sistemático.

Como puedes ver, son múltiples las razones que hacen a Berlín un destino turístico destacado, y es que, además de las mencionadas en este artículo, existe una variedad de planes y alternativas para disfrutar de unas vacaciones en la capital de Alemania. Alista tus maletas, compra tus pasajes y anímate a vivir esta experiencia llena de historia, arquitectura, paseos, gastronomía y mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.