Playas del Caribe

Playas del Caribe, paraíso terrenal

Si os preguntamos como imagináis el paraíso seguro que a muchos de vosotros se os viene a la cabeza la imagen de una playa de arena blanca bañada por un mar de color turquesa y cuyo telón de fondo es un bosque de altas palmeras mecidas por brisa. ¿Hemos acertado? ¿No? Entonces no sigas leyendo este post en el que os vamos a contar donde están las playas del Caribe más impresionantes y bellas. Porque si sigues leyendo lo que hemos escrito ten seguro que, paraíso o no, te entrarán unas ganas locas de meter un par de bañadores en la maleta y subir al primer vuelo que encuentres para viajar a Puerto Rico, México o quizás Panamá.

Seguro que en más de una ocasión habéis participado en una conversación en la que se platea el tema «para qué viajar al Caribe con las playas tan buenas que tenemos en España». No vamos a ser nosotras quienes neguemos esa realidad: Baleares, la Costa Blanca o Cádiz tienen un playas envidiables, pero es razón para reconocer que las playas del Caribe son distintas y merecen la pena conocerlas. Al menos una vez en la vida, una de ellas, para así poder juzgar y entender porque cada año son tantos los viajeros que eligen esta zona del mundo para pasar sus vacaciones.

Para hacer de un viaje a la playas caribeñas una experiencia perfecta primero hay que elegir con cuidado las fechas y así evitar huracanes o temporada de lluvias. Una vez que se tiene claro ese tema solo hace falta viajar con ganas de disfrutar de la playa, el sol y el ambiente del Caribe.

Las mejores playas del Caribe

Playa Flamenco – Puerto Rico

No han sido pocas la veces que distintas publicaciones han catalogado a Playa Flamenco como una de las mejores del mundo. Ubicada en una bahía de la puertorriqueña Isla Culebra es fácil comprender la razón de que esté tan bien valorada. Su arena blanca y fina está rodeada por una vegetación de un intenso color verde. El agua del mar se tiñe de distintos tonos de azul. Todo forma un marco de incomparable belleza. Si además se visita la playa fuera de la temporada alta uno se sentirá casi como un Robinson pues son pocas la personas con las que habrá que compartir este paraíso.

Tulúm – México

Si a esa imagen de puro Caribe que forman verdes palmeras, arena blanca y aguas turquesas le añadimos un templo maya tendremos una playa de postal. Así es Tulum, una de las playas no solo más bonitas de la Riviera Maya. También del Caribe. Es el lugar perfecto donde terminar el día tras recorrer la ruinas de la ciudad maya que mira al mar y a esta playa desde lo alto de un acantilado.

Playa Paraíso – Cuba

Esta playa cubana está en Cayo Largo y es solo una de las que se pueden encontrar en los 25 kilómetros de costa de la isla. El mar es tranquilo, poco profundo y de un tono tan azul tan especial que casi parece irreal. Es el lugar perfecto para desconectar y pasar jornadas tumbado bajo el sol de Caribe. O bien practicar snorkel junto a la barrera de coral que rodea el Cayo y que está muy conservada. Apuntar también que Cayo Largo es un destino muy apreciado por los amantes del naturismo.

San Blas – Panamá

En el archipiélago de Guna Yala lo complicado para el viajero es decidir en cual de las 400 islas que lo componen va a pasar el día. Desde el puerto de Cartí hay que subir a una de las lanchas que llevan a los turistas a su playa soñada. Hay lugares como Isla Aguja que suelen estar más frecuentados por su cercanía a tierra firme, pero no por ello pierde su encanto. Todo San Blas son pequeñas islas, algunas apenas tienen un puñado de palmeras. Otras además ofrecen algún alojamiento sencillo. Muchas dan la posibilidad de pasar el día alejado del mundo. Basta caminar un poco, buscar una palmera y colocar debajo la toalla. El resto será disfrutar de ese mar de aguas trasparentes y cálidas lejos de la civilización.

Seven Mile Beach – Gran Caimán

Otra de esas playas del Caribe siempre presente en las listas de las mejores del mundo. Su arena es sedosa y brillante. En sus nueve kilómetros se encuentran varios resorts que ofrecen al viajero la posibilidad de disfrutar del mar con todas las comodidades. Tumbonas, sombrillas y cócteles junto al mar hacen las delicias de más de uno. Para los más atrevidos Seven Mile Beach da la posibilidad de nadar junto a rayas águila en Stingray City o hacer snorkel y submarinismo en las tentadoras aguas que rodean el arrecife Cemetery Reef.

Imagen de portada Jeff Stvan

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.