Con el fin del verano el tiempo de sol, piscina y playa poco a poco va llegando a su fin. Volver a la rutina nos implica, además de menos tiempo libre, la pérdida de nuestro magnífico bronceado, que tanto nos ha costado conseguir. Hoy os contamos los trucos que utilizamos para alargar el color dorado de nuestra piel, y evitar que se esfume en dos días. Si conocéis algún otro truco que merezca estar en esta lista, ¡contadnos!

10 trucos para mantener el bronceado al final del verano

 

1. Exfoliación

Comenzamos con un consejo para preparar tu piel previo a la exposición solar. Si llegas tarde para este año, apúntalo para el próximo, ya que tu piel lo agradecerá. Antes de exponerte a los rayos del sol, deberías preparar la piel con una exfoliación de cuerpo y rostro. Con ello eliminarás las impurezas y células muertas, y tu piel estará perfecta para el bronceado.

2.Ducha con agua fría

Aunque son muy agradables, se deben evitar las duchas con agua caliente, ya que provocan la regeneración de la piel de forma más rápida. Si quieres prolongar tu bronceado, dúchate con agua fría, ya que no sólo permitirá que tu piel no se deshidrate, sino que además favorecerá la circulación.

Mantener el bronceado

3. Secarse despacio

Sécate la piel a golpecitos en lugar de arrastrar la toalla por tu cuerpo.

4. Cuidado con la depilación

Si ya te hiciste la depilación definitiva, estás de suerte, porque no tendrás que preocuparte por el método de depilación a utilizar que menos estropee el bronceado. La cera es uno de los más intrusivos, porque la piel se desprende, y con ello nuestro moreno. La cuchilla tampoco es muy buena opción, ya que si de por sí ralla la piel y provoca irritación, aún más en verano, y hará que desaparezca tu bronceado. El método de depilación que arrastra menos piel es la máquina de afeitar tipo Braun Silk-Épil o Satinelle Ice de Philips.

5. La zanahoria

Por su contenido en betacaroteno y provitamina A, la zanahoria es uno de nuestros mejores aliados, tanto a la hora de conseguir un bronceado más rápido, como para mantenerlo. Comer zanahorias ayuda, ya sean crudas o en zumo. Además te puedes hacer una crema para cuerpo, y mascarilla para el rostro.

Mantener el bronceado

6. Cuidar tu alimentación

La zanahoria no es el único elemento amigo que nos ayuda a potenciar el bronceado. Hay otros alimentos que ayudan por diversos motivos: favorecen la pigmentación de la piel, son antioxidantes, evitan la deshidratación y protegen la piel. Entre ellos encontramos la sandía, melón, pepino, tomate, moras, calabaza, acelgas, espinacas, todos los cítricos, kiwi, aguacate, nueces, almendras, salmón, caballa, sardinas, atún, cereales, legumbres.

7. Infusión de té

Un remedio muy natural y que permite mantener el color dorado en tu piel durante más tiempo, es lavarse la cara con una infusión de té. La debes aplicar con ayuda de un algodón, y dejar secar al aire. Tras su aplicación, debes hidratarte bien para que no se reseque la piel, ya que es astringente.

8. Usar cremas de protección solar

Parece contradictorio que para tener un bronceado más duradero haya que usar crema con protección solar, pero no lo es. La manera de tomar el sol durante nuestras vacaciones influye en la duración del moreno. Por ese motivo siempre hay que hacer uso de las cremas con factor de protección alto, que además permitan un bronceado saludable.

9. Hidratar tu piel

Siempre debemos tener la piel hidratada, pero más aún cuando vamos a exponernos al agua de mares y piscinas, y al sol. Lo primero que hay que hacer es hidratarse por dentro, bebiendo mucha agua y zumos naturales. Y después, para evitar los pellejos en la piel, hay que hidratarse por fuera, con cremas o aceites hidratantes. Algunas de las que utilizamos son cremas hidratantes de Estée Lauder, o corporales de Dermaglós, Avène o Isdin.

10. Crema hidratante con color

Aunque hayas seguido al pie de la letra todos nuestros trucos, aún así llegará el día en que nos daremos cuenta de que apenas tenemos bronceado. En ese momento podemos comenzar a sustituir nuestra crema hidratante diaria por una con algo de color, y conseguirás parecer bronceada durante algún tiempo más.

Fotografías cedidas por Shutterstock.

UA-93188701-1