A la hora de elegir hotel para alojarse durante un viaje muchos buscan establecimientos bien ubicados de una u otra categoría. Sin embargo, cada vez son más lo viajeros que buscan vivir experiencias distintas cuando viajan. Incluso a la hora de dormir. Es por ello que podemos encontrar hoteles en lugares que antes no podíamos ni imaginar. Hoy en día puedes sentirte como Tarzán durmiendo en una cabaña en un árbol o como el capitán Nemo si lo que eliges es dormir en alguno de estos hoteles bajo el mar que te vamos a descubrir.

Hoteles bajo el mar

¿Imaginas abrir los ojos cada mañana y que ante ti se abra una inmensidad azul por la que en lugar de pájaros lo que viene y va son peces de colores? Si quieres vivir esa experiencia, toma nota de estos hoteles bajo el mar. Los hay para todos los presupuestos.

Atlantis The Palm (Dubai)

Si en el mundo puedo haber hoteles bajo el mar, está claro que uno debía estar en Dubai. En el Atlantis The Palm además de alojarte en habitaciones convencionales, también tendrás la opción de dormir bajo el agua en una de la siete suites con la que cuenta este complejo de gran tamaño. Cada una de ellas tiene tres pisos y una gran ventana que se abre a un acuario en el que viven más de 65.000 animales marinos. Realmente en esas habitaciones de lujo no se está bajo el mar. Aunque realmente lo parece.

Para poder pasar una noche en una de estas suites tendrás que desembolsar más de 8.000 dólares. Eso sí. En la habitación tendrás desde mayordomo las 24 horas hasta jabón con láminas de oro de 24 kilates.

Hoteles bajo el mar

Poseidon Undersea Resort (Islas Fiji)

Solamente hablar de las islas Fiji a todos nos vienen a la cabeza imágenes de playas de ensueño y hoteles de lujo pensados para viajes en pareja. Y sin duda el Poseidon Udersea Resort se ajusta a esa imagen. Se trata de un lujoso hotel de cinco estrellas en el que algunas de sus suites están construidas debajo de las aguas del Pacífico.

Este fantástico establecimiento no es solo uno de los hoteles bajo el mar más lujosos del mundo. Situado en una isla privada ofrece a sus huéspedes tres tipos de alojamiento: en una playa privada, sobre el agua o bajo la superficie del océano. El acceso a estas últimas se hace a través de una ascensor que deja a los huéspedes en el pasillo que les conducirá a su habitación. En éstas, además de controlarse la presión y la humedad, se ofrece al cliente la comodidad y el lujo del resto del establecimiento. Y cómo no, un gran ventanal desde el que disfrutar de las cristalinas aguas del Pacífico y de su fauna.

Utter Inn Hotel (Suecia)

No desesperes pensando “ya no puedo dormir en ninguno de estos hoteles bajo el mar”. Por mucho menos de los que cuestan los anteriores podrás darte el capricho de pasar una noche rodeado de agua. Para ello tendrás que viajar a Suecia entre abril y octubre. Fuera de estas fechas el Utter Inn Hotel está cerrado. ¿El precio? La habitación doble con desayuno ronda los 250 euros.

El hotel está situado en el lago Mälaren, en el centro del país. No es ni mucho menos un hotel de lujo. En este caso lo que encontrarás son cabañas flotantes de madera de estilo sueco pintadas de rojo. Tienen una planta sobre la superficie del agua. Y la otra sumergida a 3 metros de profundidad. Es ahí donde se encuentra la sencilla habitación con dos camas y una mesita. En ella los protagonistas son los amplios ventanales frente a los que sentarse y relajarse viendo pasar al otro lado del cristal la fauna marina de esta parte del mundo. La forma de llegar a cada una de esas cabañas es remando subido en una balsa inflable.

The Manta Resort (Tanzania)

Este lujoso hotel en la Isla de Pemba ofrece lujosas villas cerca del mar. Pero lo que le convierte en uno de los hoteles más singulares del mundo son su “Underwater Room”. Se trata de exclusiva y exótica cabaña flotando frente a la isla. Su planta superior posee una fantástica azotea perfecta para tomar el sol. O quizás para dormir bajo las estrellas. El nivel intermedio de la cabaña tiene una estilosa sala de estar y un baño.

Pero sin duda lo que hace única a esta cabaña es su habitación sumergida. En ella una amplia cama rodeada de paneles de vidrio con una vista de casi 360 grados espera al viajero, que podrá dormir viendo  corales, peces de arrecife que habitan en la zona o pulpos curiosos que llegan incluso a parar en las ventana.

El personal del hotel lleva a los huéspedes a la cabaña en un barca de madera. Y solo regresan para llevar las comidas a las horas indicadas por el visitante. ¿El precio de este capricho? Nada menos que 1700 $ la noche.

hoteles bajo el mar

¿Qué te han parecido nuestras sugerencias de hoteles bajo el mar? A nosotras como poco nos parecen alojamientos singulares en los que no debe estar mal dormir al menos una noche.

Las imágenes de este post son propiedad de Shutterstock.
UA-93188701-1