Dubái

Dubái, destino de lujo para viajar con amigas

Dubai, un destino realmente de lujo para viajar con amigas está a unas cuantas horas de avión desde Madrid. Concretamente siete, pero te cambian en ese espacio de tiempo no sólo de país, sino que te llevan a un viaje para los sentidos.

Hoy os dejamos las razones para embarcarte y darte un capricho en todos los sentidos. ¿Te vienes?

Dubái es la capital del emirato que lleva su nombre y asimismo parte de los Emiratos Árabes Unidos. En los últimos años, se ha hecho famoso por ser un lugar de ensueño en el que el viajero puede encontrar todo tipo de lujos.

Dubái

Dubái, destino de lujo

Compras y más compras

De hecho, en Dubái se encuentra el mayor centro comercial del mundo: el Dubai Mall. En él podrás encontrar todas las marcas de lujo que desees. Pero además, tiene un enorme acuario y el llamado Level Shoe District, la mayor zona del mundo dedicada a zapatos, con más de 8.900 metros cuadrados sólo de zapatos. ¡Una barbaridad!

El edificio residencial más alto del mundo

Ese es el Burj Khalifa, de 828 metros de altura. El arquitecto Adrian Smith estuvo al frente de la construcción de este “monstruo” increíble y bello. No te preocupes, si te apetece además de visitarlo, alojarte en él, podrás hacerlo en el Armani Hotel que ocupa las últimas plantas. La delicadeza del italiano combinada con el lujo oriental.

¿Que no hay islas? Pues se construyen

Dubái es destino de lujo por estas cosas. Son capaces de levantar un archipiélago artificial sin despeinarse. Y si no hay bastante con uno, pues se construyen dos. Así encontramos The Palm, con forma de palmera, donde compraron casa famosos de todo el mundo y The World. Este último tiene forma de mapamundi y está rodeado por un rompeolas elevado.

Dubái

La cultura que no falte

No todo va  a ser lujo más o menos obvio. En Dubái se tira la casa por la ventana en cualquier ocasión. Y así lo demuestran también en el aspecto cultural. El Museo de Dubái da buena cuenta de ello mostrando al viajero la historia del emirato.

Además, podrás visitar Al Fahidi, la zona antigua en la que se emplaza este museo y también el barrio histórico Al Bastakiya, de finales del siglo XVII. Aquí encontrarás las típicas viviendas que todos imaginamos en países como este.

Vete al desierto

No te arrepentirás si te animas a hacer un safari en el desierto que rodea la ciudad. Elige una de las muchas empresas que organizan excursiones en camello o 4×4. Podrás conocer cómo vivían hasta no hace mucho tiempo (y aún vive parte de la población) en la enorme extensión de arena que es casi todo el emirato. Podrás dormir en un campamento beduino, conocer el arte de la cetrería y cenar de manera tradicional. ¡Toda una experiencia bien diferente a la enorme ciudad!

Dubái

Tradición a la vuelta de la esquina

Si te quedas con más ganas de conocer la cara más desconocida de Dubái, prueba estas dos experiencias.

Da un paseo en “abra”, los barquitos de madera tradicionales en los que te moverás por el llamado Creek. Esta es una lengua de agua que desemboca en el mar y que separa los barrios más antiguos.

Visita el zoco de Naif, en el distrito de Deira. A él acuden las mujeres dubaitíes para comprarse sus vestimentas exteriores. Eso sí, en él no podrás tomar fotografías. Está prohibido.

Tras leer todo esto, ¿es o no Dubái un destino de lujo?

Las imágenes de este post son propiedad de SHUTTERSTOCK.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.