Consejos para cuidar el pelo rizado

Se acerca el tan deseado verano y los cuidados del pelo rizado se hacen imprescindibles en una época en la que se puede dañar especialmente. Hoy os traemos una pequeña guía para cuidar el pelo rizado en verano y para que lleguemos a otoño con el cabello bonito y sano.

Cuidados para el pelo rizado

Tener el pelo es rizado es una ventaja en ocasiones, ya que (aparentemente) requiere menos cuidados que el cabello liso. Pero nada más lejos de la realidad. Es verdaderamente desesperante ver cómo se te encrespa o pierde definición dependiendo del clima, las calefacciones o incluso de las hormonas.

Por eso hoy queremos traeros unos breves consejos para no desesperar de cara al verano, ya que éste puede ser un momento en el que mejore tu rizo dependiendo del destino elegido, o que, por el contrario se seque más de lo habitual y haya que aportarle un cuidado extra debido al uso de tantas piscinas de hotel y  baños en agua de mar.

1. Conoce tu pelo

No es lo mismo tener el pelo rizado que tenerlo  ondulado. Ni tener un pelo poroso que no tenerlo. ¿Por qué? Porque de todo ello va a depender el nivel de hidratación que necesitarás para mantenerlo sano y brillante. Y de eso, de la hidratación va  a depender mucho la calidad de tu pelo.

2. Utiliza productos específicos

Parece una obviedad, pero es así. El pelo rizado necesita siempre un plus de hidratación (sí, de nuevo la famosa hidratación), para evitar que se vuelva seco y quebradizo. Y en los productos específicos destinados al cabello de este tipo encontrarás ese extra necesario.

3. Lávalo con la frecuencia necesaria

El pelo rizado da la sensación de necesitar menos lavados y eso es porque la suciedad no se desliza por el cabello (como en el caso del pelo liso); pero eso no impide la acumulación de suciedad en el cuero cabelludo provocando picores y caspa. Cada 3-4 días es una frecuencia perfecta para que laves tu pelo rizado y se mantenga sano. No frotes fuerte y evitarás que se encrespe. Usa mascarilla y acondicionador específicos, sobre todo si quieres seguir el llamado «método curly» del que luego hablaré.

4. Usa productos sin sulfatos ni siliconas

Si en cualquier cabello la ausencia de estos elementos se agradece, en el pelo rizado mucho más. Todos estos ingredientes no hacen más que aumentar la famosa sequedad de la que hemos hablado y que ya está presente de por sí en el cabello rizado u ondulado. Además, suelen pesar haciendo que el rizo se deshaga y se vaya perdiendo poco a poco.

 

consejos pelo rizado

 

5. Péinalo poco

Pues sí, el exceso de peine y cepillo puede producir que se abra y rompa. Así que mucho mejor manejarlo con nuestras propias manos, cuando el pelo esté mojado y con pequeños toques. Si queremos peinarlo no estaría mal usar un acondicionador sin aclarado que nos ayude a desenredarlo y siempre con peines de púas anchas.

6. Vigila el secado

No utilices toallas de algodón. Otra cosa que siempre hemos hecho mal y que ayuda a crear encrespamiento en el pelo. Mucho mejor si son toallas de microfibra. Podemos utilizar gel, crema de peinado o similares siempre sin parabenos, siliconas y alcoholes. Después, nada mejor en verano (y yo también lo hago en invierno) que dejarlo secar al aire de manera natural y sin aportar calor directo que reseque. Si queremos usar secador, siempre a baja temperatura y con difusor.

7. Ten cuidado incluso a la hora de dormir

Pues sí, porque también es imprescindible cuidar los rizos al dormir y para ello utiliza una coleta alta, un gorro (sí, lo sé, esta solución es algo añeja) o una almohada de satén. Todo en aras del mantenimiento de nuestros rizos.

 

consejos pelo rizado

 

8. Refrescar los rizos

Si al cabo de los días, ves que se van deshaciendo, lo mejor es utilizar crema de peinado, sprays y demás productos que ayuden al mantenimiento y la conservación. Siempre sin los consabidos alcoholes, parabenos y siliconas. Estoy segura de que encontrarás muchos en el mercado que cumplan estos requisitos.

9. El famoso método curly

No es más que poner en práctica parte de estos consejos más unas cuantas técnicas específicas como el  co-wash o lavado sin champú, sino con acondicionador apto para dicha función. Proporcionará mucha más hidratación que al hacerlo con los productos tradicionales. Este método también implica mucha hidratación y el uso de productos lo más naturales posibles. Yo, sinceramente, estoy deseando probarlo para ver si mis rizos logran la hidratación y definición que han ido perdiendo con el paso de los años.

 

Y hasta aquí estos consejos para cuidar de tu pelo rizado este verano y durante todo el año. Disfruta de tu cabello, no lo castigues con planchas y fuentes de calor y recuerda que ahora está de moda el pelo rizado, pero siempre es bonito el pelo natural y mucho menos esclavo que dejar llevarse por modas que a la larga nos esclavizan.

El cuidado de nuestro cuerpo y de nuestro pelo hace que nos sintamos mejor, por nosotras mismas y eso se ve reflejado en todos los ámbitos de la vida y nos genera una estupenda sensación de bienestar. Mucho mejor aprender a disfrutar de nuestro pelo rizado y a hidratarlo y aportarle brillo con los productos adecuados. Ya verás como no te arrepentirás de disfrutar de unos rizos sanos, naturales y bonitos. Este verano de 2021 puede ser un buen momento para empezar a cuidar nuestro cabello rizado. ¿Te animas?

¿TE ESTÁ GUSTANDO LO QUE VES?

Suscríbete a nuestra newsletter para mantenerte al día de nuestras novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.