En España hay muchos hoteles pero conviene elegir bien si viajamos con niños. Ellos necesitan espacio para correr si son pequeños, parque infantil para que se entretengan y cosas como la cercanía del mar o piscinas para que lo pasen bien en verano y se refresquen. Además, si los peques de la casa lo pasan bien, los mayores disfrutaremos de más tranquilidad, así que todos ganan en la elección.

Nuestra propuesta de hoteles para ir con niños

Barceló Asia Gardens (Benidorm)

El hotel Barceló Asia Gardens no se encuentra a pie de playa ni falta que le hace. Este hotel está situado cerca de Terra Mítica y goza de unas impresionantes vistas a la ciudad levantina. Sus habitaciones son muy amplias y están decoradas en colores relajantes con todo tipo de detalles. Los baños son grandes, llenos de artículos de acogida y con bañeras que invitan a quedarse un buen rato.

Y a pesar de todo esto tan estupendo, lo mejor está fuera; en su gran cantidad de piscinas de agua templada durante todo el año y en su magnífico spa. Los niños disfrutarán enormemente en las piscinas adaptadas para ellos, así como con las múltiples actividades de las que disponen. Durante el día hay club de piratas par peques entre 4 y 12 años; por la noche hay actividades temáticas y a mediodía deportes y torneos. A todo esto se le une un equipo de animadores que están pendientes de que todo funcione perfectamente. ¿Es o no una gran idea?

Hotel Almenara (San Roque, Cádiz)

En este hotel te encontrarás en medio de los campos de golf de Sotogrande y a pocos kilómetros de la playa. Podrás elegir entre habitaciones normales, amplias y bien decoradas en estilo mediterráneo, con mucha luz y hasta con un pequeño jardín a modo de terraza; aunque también habrá a tu disposición cuartos familiares e incluso villas.

El hotel Almenara hotel Almenara está repartido a lo ancho en innumerables edificaciones de dos plantas. Hay lagos, paseos empedrados y mucho verdor en el que de repente surgen las piscinas y las zonas de ocio. Entre todas las posibilidades para los niños, además del espacio para correr a sus anchas, está el club infantil. Múltiples actividades tienen lugar en él para que no sólo se entretengan, sino que también aprendan.

Palación de Toñanes (Toñanes, Cantabria)

Esta casona cántabra tiene jardín, piscina, columpios, unos desayunos estupendos y unas habitaciones muy acogedoras. Está situado muy cerca de la playa y del bonito pueblo de Comillas.

Los magníficos acantilados de El Bolao están a un paseo andando y ofrecen una impresionante vista del Cantábrico. Es de estos hoteles en los que la atención personalizada se antepone a todo. En el Palación de Toñanes te aconsejarán sobre dónde ir y qué hacer en las zonas cercanas. Además desayunar lentamente bajo los arcos de la antigua casona es un placer.

Un lugar, en definitiva, para disfrutar grandes y mayores.

Cabanes Dosrius (Canyamars, Barcelona)

¿Quién no ha soñado con tener su propia casa del árbol? pues en este hotel, uno de esos hoteles hechos para soñar, podrás tenerla. Este peculiar alojamiento está situado en medio del Parque Natural de Montnegre i Corredor, en la provincia de Barcelona. Ante todo se busca el respeto por la naturaleza que lo rodea y entrar en comunión con la misma.

Aquí encontrarás cabañas para ir en pareja, de lo más coquetas. Pero también otras más grandes y preparadas para ir con peques. Y no hay lugar para el aburrimiento, ya que entre tanta naturaleza se pueden realizar un montón de actividades. Bosque vertical, segway, rutas a caballo, senderismo etc. entre todas las que podrás elegir.

Sin duda se trata de un alojamiento que es una experiencia única en sí mismo.

Hasta aquí esta pequeña selección. En España tenemos mucho donde elegir, pero sin duda estos cuatro hoteles para ir con niños garantizan la diversión de los pequeños y el descanso de los padres.

¿Te vienes?