Cristina es una de las cinco viajeras que forman Viajes y Estilo. También es la cara visible de Los viajes de Wircky, blog en el que cuenta sus experiencias viajeras desde un punto de vista muy personal. Amante del mar y de la naturaleza, en su blog puedes encontrar escapadas por España y por el mundo, entre los que se incluyen lugares curiosos como Laponia o Islas Azores.

Entrevista a Cristina de Los viajes de Wircky

Hoy Cristina nos cuenta lo que más le gusta a la hora de viajar:

  • ¿Cuál es tu estilo de viaje?

Hay un denominador común que marca casi todos mis grandes viajes, y es que me gusta realizarlos fuera de la temporada estival. También que son en pareja. A veces nos movemos en transporte público y otras alquilamos un coche. Además de los monumentos, valoro los buenos hoteles y restaurantes, y siempre intentamos disfrutar de la gastronomía de cada lugar. Mis primeros viajes los realicé contratando paquetes de agencias de viajes, de esos en los que vas con guía y un programa muy cerrado. Y ya con la evolución de internet, comencé a organizar mis propios viajes, lo que me permitió ganar en libertad.

  • ¿Qué cosas no faltan nunca en tu maleta?

¡Tantas! Soy de las que siempre lleva de más, no sé cómo me arreglo que nunca me entra en la maleta todo lo que quiero llevar. Cuando me voy quedando sin espacio, empiezo a sacrificar ropa más elegante y zapatos, y al final me quedo siempre con ropa sport. Lo que se vuelve imprescindible es la cámara de fotos y sus decenas de accesorios, incluyendo trípode, filtros, impermeables, así como la tablet, un disco duro para hacer backup de las fotos en el hotel y por supuesto el móvil para subir fotos a Instagram.

  • De todos los hoteles que conoces, ¿de cuál tienes tan buen recuerdo que volverías sin dudar?

La verdad que unos cuantos. Empiezo con un alojamiento muy especial, el iglú de Laponia en el que viví una noche bajo cero, ¡experiencia impresionante!. En cuanto a hoteles puros, me quedo con el Hotel Monte Puertatierra en Cádiz, el SH Villa Gadea de Altea y el Hilton de Barcelona.

  • ¿Qué factores hacen que al organizar un viaje te decantes por un alojamiento u otro?

Lo primero que analizo son los hoteles que están más o menos cerca de la zona de visitas, después reviso precios, y por último las valoraciones de otros clientes. Valoro hoteles que tengan gran desayuno, piscina, spa, y cualquier otro tipo de servicio que te haga sentir bien.

  • ¿Nos cuentas qué buen restaurante de tu ciudad recomiendas a todo aquel que te pregunta?

Podría recomendar decenas de restaurantes buenos a quien visita Madrid, pero sí es cierto que yo siempre recomiendo aquellos lugares de toda la vida en los que comes típico y a buen precio. Entre ellos, El Abuelo con sus famosas gambas al ajillo, la Casa de las bravas, Casa Labra con su bacalao y croquetas, y por supuesto imprescindible comer un bocadillo de calamares en la Plaza Mayor.
Si alguien quiere un restaurante especial y con encanto, una muy buena opción es el Restaurante Al-Mounia.

  • De todos los destinos que has visitado, ¿con cual te quedas para una escapada con amigas?

Con las amigas cualquier escapada tendrá éxito asegurado. Si tengo que elegir, en plan viaje más o menos cultural, me imagino con ellas en Oslo o Estocolmo. Si lo veo más en plan playa y diversión, cualquier isla de Canarias o Baleares.

  • ¿Cuáles son tus tres ciudades favoritas?

Tengo muchas favoritas, pero si tengo que elegir, me quedaría en primer lugar con Salzburgo, una ciudad que es puro encanto. En segundo lugar elijo Munich, ciudad a la que tengo cariño especial. Y en tercer lugar Estocolmo, una capital que me resulta fascinante. No puedo olvidarme de ciudades españolas que adoro, como Madrid, Alicante y Sevilla.

  • Y ¿tus tres monumentos o lugares históricos que hay que visitar por lo menos una vez en la vida?

La Gran Muralla China, el Coliseo con el foro romano, y la Acrópolis de Atenas.

  • ¿Tienes algún secreto para el cuidado de la piel cuando viajas en avión?

Intento hidratarme antes de salir, y llevar ropa y zapatos cómodos que no me queden ajustados. Durante el vuelo, lo mejor es beber a menudo para no deshidratarse por la sequedad de la cabina. Hay quien antes y después se hace un exfoliante, pero no es mi caso.

  • Y por último, ¿nos cuentas cual es ese capricho viajero que te has dado alguna vez?

Baños en aguas termales, spa, pasar la noche en un iglú de cristal o en un iglú de hielo en Laponia.

UA-93188701-1