10 razones para viajar a Europa en Navidad

El continente europeo es un destino soñado por ciudadanos de todo el mundo. Su historia, tradiciones, arquitectura y gastronomía atraen cada año a miles de viajeros deseosos de conocer el “viejo continente”. Cualquier momento del año puede ser bueno para para viajar a Italia, Alemania o España. Nosotras os vamos a dar en este post 10 buenas razones para viajar a Europa en Navidad. A ver si os convencemos.

Los europeos que vivimos en países de la Unión Europea o dentro del espacio Schengen no tenemos problemas para movernos por el continente. Si vienes de un país de otra parte del mundo, no olvides antes de organizar tu ruta europea tener en orden toda tu documentación y consultar que necesitas para poder entrar en Europa. Pasaporte, seguros y, si corresponde, el visado. Recuerda que el tema de los visados cambiará en un futuro no muy lejano. Te recomendamos consultar al respecto, y llegado el momento consigue un permiso europeo con Byevisa.

Razones para viajar a Europa en Navidad

Está claro que cualquier mes es bueno en Europa. Hay quien busca el sol durante el verano en las playas mediterráneas. Otros quieren hacer rutas culturales. Y hay quienes se siente atraídos por enoturismo y la gastronomía. Menos lo de las playas, de todos lo demás se puede disfrutar en Europa también en invierno. Y en Navidad, además, de muchas cosas especiales que pasan solamente en diciembre.

Mercados navideños

No hay duda de que los mercados navideños son una de las grandes atracciones y una de las grandes razones para viajar a Europa en Navidad. Los propios europeos nos sentimos especialmente atraídos por ellos. Si es lo que buscáis, no os perdáis los de Alemania, Polonia o Viena. Se cuentan entre los más grandes y animados. En ellos se puede adquirir la mejor decoración navideña para puertas de entrada, árboles y cualquier rincón de la casa.

Luces de Navidad

¿Qué sería de una Navidad sin luces? Eso en Europa lo sabemos muy bien. No hay gran ciudad ni pequeño pueblo que no vista sus calles con una iluminación especial que convierta las calles en un lugar mágico por el que pasear cuando el cielo se tiñe de negro. Algunas ciudades, como Vigo, en España, son todo un referente en este aspecto.

Probar los dulces navideños

Cada país tiene algo típico y dulce para comer durante estas fiestas. En España, por ejemplo, el turrón y los mazapanes no pueden faltar. El panettone es típico de Italia, y los bollitos de pasas, de Suecia. En Alemania hay que probar los Christstollens, unos panes dulces rellenos de pasas, cítricos y cubiertos de azúcar. Las galletas spitzbuben, con aroma a vainilla, son un dulce tradicional de Suiza. Os aseguramos que los golosos encontrarán en los dulces una de las mejores razones para viajar a Europa en Navidad.

turrón

Acudir a espectáculos navideños

Durante todo el año en Europa se celebran cientos de espectáculos de todo tipo. Conciertos, exposiciones, obras de teatro. Pero cuando llega la Navidad, la oferta se amplía. Es el momento de ir a contemplar lugares como los Fresques de lumière, un espectáculo de luz que ver en Castres, a las cabalgatas de Reyes en cualquier ciudad española, un momento inolvidable para los niños, saludar a Christkind, una representación del Niño Dios a la que se espera con entusiasmo en Núremberg en Navidad, o incluso, disfrutar del famoso concierto de Año Nuevo en Viena.

Conocer a Papá Noel

Hay que pasar frío, ir muy abrigado y recorrer muchos kilómetros. Pero ¿puede haber algo más especial que visitar a Papá Noel en su casa de la Laponia finlandesa?. Una de las razones para viajar a Europa en Navidad de la que disfrutar niños y grandes.

Beber vino caliente

Igual os puede parecer raro, pero el vino caliente con especias es algo muy típico en Navidad en muchos países europeos. Se puede tomar en los mercadillos navideños de Alemania, Francia o Bélgica. En forma perfecta de entonar el cuerpo cuando cae la noche y el frío se hace intenso.

Conciertos de villancicos

Cuando recorres las ciudades europeas te puedes sorprender cuando de repente escuchar el sonido de un grupo que canta. Al principio piensas que con ese frío, o incluso bajo la nieve, no puede haber gente cantando con tanta alegría. Solamente hay que dejarse llevar y acercarse al origen del sonido para encontrarse con conciertos de villancicos. Generalmente están programados y tienen lugar en los mercados de Navidad. No hay que perdérselos. Son muy emotivos.

Navidad con nieve

Son muchos los países del mundo en los que la Navidad se celebra con altas temperaturas. En Europa sin embargo, el invierno es frío. Hay que recurrir al gorro y la bufanda. Y aunque no en toda Europa nieva en diciembre, hay muchas posibilidades de disfrutar de unos días navideños rodeados de nieve en países como Noruega, Finlandia o Polonia. Una imagen sin duda inolvidable.

viajar a europa en Navidad

Comprar a buenos precios

Aunque tradicionalmente las rebajas comienzan en el mes de enero en algunos países, en otros, pasado el día de Navidad, empiezan las ofertas y es el momento de hacer interesantes compras de artículos de temporada con los que regresar a casa.

Disfrutar de la Nochevieja

Las celebraciones navideñas no terminan con la comida navideñas. Otra de las buenas razones para viajar a Europa en Navidad es quedarse y pasar en el continente la última noche del año. Dependiendo del país en el que se esté habrá que cumplir con diferentes tradiciones de Nochevieja. En Italia tocará cenar lentejas, en Francia besarse bajo el muérdago. Y en España, comer doce uvas al ritmo de las campanadas que despiden el año y dan la entrada al siguiente.

¿TE ESTÁ GUSTANDO LO QUE VES?

Suscríbete a nuestra newsletter para mantenerte al día de nuestras novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.