Viajar a Argelia

Viajar a Argelia: un país que merece la pena descubrir

Argelia, a pesar de su cercanía con España, es un país totalmente desconocido al que poca gente viaja por turismo. Su inseguridad por temas políticos en épocas anteriores provoca un gran rechazo a visitarlo. Sin embargo pocos se interesan en averiguar cual es su situación actual, la seguridad en la país y la estabilidad política. La falta de turismo aporta al país un atractivo especial que le hace aun más fascinante: viajar a Argelia ofrece la oportunidad de conocer una sociedad inmersa en su cultura, que además te recibe con toda la cordialidad.


Pero Argelia, igual que otros países en el mundo, la India por ejemplo, no gustan a todo el mundo. Si tienes alma aventura y disfrutas viajando a destinos inéditos, Argelia debe estar en tu lista. Conocer su capital, Argel, ciudad en la que Cervantes estuvo preso, sus peculiares museos, mezquitas y su entorno cercano puede ser una primera y excelente experiencia por la que comenzar a conocer este país.

Viajar a Argelia

Diez cosas a tener en cuenta para viajar a Argelia

1- Seguridad en Argelia

País seguro en la actualidad, se respira total tranquilidad en sus ciudades principales, ampliamente vigiladas: luminosas, llenas de vida y algo caóticas.

2 – Volar a Argelia

Vuelos directos desde Madrid a Argel y Orán de hora y media de duración, en un entorno a 100€, pero con visado previo imprescindible. El precio de este último es de 60 euros.

3 – Alojamiento

Hoteles correctos en la ciudades, modernos en algunos casos, aunque escasos. Hay que buscar bien previamente, fijarse en los detalles de acomodación y ubicación.

4 – Arquitectura

Sorprendente arquitectura, con elegantes edificios herencia de la etapa colonial francesa que componen ciudades señoriales como el  caso de Argel y Oran, ambas necesitadas de  una restauración que tímidamente a iniciarse.

Viajar a Argelia

5 – Patrimonio de la UNESCO

La Medina de Argel, Patrimonio de la Unesco, permanece anclada en el pasado. Pasear por ella te transporta a otra época al recorrer sus callejas y el mercado. Tristemente derruida en muchos de sus enclaves, es toda una experiencia conocerla.

6 – Vivir Argelia

Argelia no promueve el turismo, hay que adaptarse a la vida local como si fueras uno más. Hay pocos restaurantes, servicios muy básicos de transporte público. Los taxistas, con los que debes negociar el precio previamente si no quieres sorpresas, a veces no saben llegar a una dirección concreta o desconocen la ubicación de los museos principales. Paran la marcha a menudo para preguntar.

7 – Más allá de la capital

Hay excursiones de especial interés para realizar en coche desde Argel, como por ejemplo Tipaza y sus impresionantes ruinas romanas al borde del mar.

8 – Conociendo el país

Numerosos vuelos locales, desde el aeropuerto de Argel, dan paso a poder conocer otras zonas del país a una media de 50€ el vuelo. Si tienes alma aventurera y muchas ganas de sorprenderte tanto por la vida local como por la belleza de entornos únicos no debes perderte el Valle del Mzab en medio del Sahara con cinco ciudades amuralladas entre palmeras. De la mano de un guía local, se recorre cualquiera de estas zonas.

viajar a Argelia

9 – Aprende algo de francés

Imprescindible hablar francés para poder entenderte si no hablas árabe. El inglés no lo habla prácticamente nadie.

10 – Moneda

Cambio de moneda: el cambio oficial realizado en un banco, es un 50% más caro que si lo realizas en la calle: en Argel, en la Rue de la Liberté, bajo los soportales, hay numerosos cambistas.

Artículo redactado para Viajes y Estilo por Carmenchu Álvarez. Puedes ver fotos de su viaje a Argelia en su cuenta de Instagram @carmenchualv

Las imágenes de este post son propiedad de SHUTTERSTOCK.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.