Cuidar tus zapatos

Trucos para cuidar los zapatos de verano

¡Ha llegado por fin el verano y con él, la alegría de la ropa más alegre! Es hora de hacer un hueco en nuestro armario a las nuevas adquisiciones en caso de que las necesitemos y así, renovemos nuestra ropa. Salir de compras es una de las fórmulas estrella para ayudarnos a desestresarnos y despejarnos. Además, gracias a ello también aumentaremos nuestra autoestima y por ende, nos sentiremos más felices. Cuando hablamos de ropa, nos vienen a la cabeza en un primer momento prendas como blusas, camisas o faldas, pero no todo termina ahí.

Debes saber que los complementos son fundamentales a la hora de crear nuestro look y por ello, adquirir unos zapatos de mujer bonitos es una de las mejores opciones. Cuando nos los compremos, tenemos que tener muy en cuenta cuáles son los cuidados para los zapatos de verano. Por ello, en este post destacaremos cuáles son las claves necesarias para conseguirlo de la mano de Zapatos Pitillos.

Trucos para cuidar los zapatos

Cuidar tus zapatos tan sólo restará unos pocos minutos de tu tiempo. Basta con seguir una serie de prácticos tips para conseguirlo. Durante el invierno, nuestros zapatos sufren las altas temperaturas que pueden haber durante algunos meses de esta estación. Por otro lado, en verano tendemos a dejarlos en la maleta de cualquier forma y con ello, se rozan y se ensucian fácilmente.

Por todo ello, lo primero que debes tener en cuenta es que siempre debes guardarlos en sus cajas o bien, en bolsas de tela en caso de que viajes. Asegúrate de que están limpios antes de guardarlos y que incluyes en la caja su correspondiente papel para evitar que rocen entre sí-. Jamás los guardes amontonados en un zapatero, opta siempre por el orden y por las bolsas de tela si las cajas no te caben.

Por otro lado, debes saber que cada zapato corresponde a una determinada temporada. Por ello, asegúrate de que los zapatos de la pasada estación están debidamente limpios y conservados para que cuando lo necesites estén perfectos. Si los guardas con manchas, tendrás que atenerte a ellas pasados los meses y serán mucho más difíciles de eliminar.

cuidar tus zapatos

No guardar los zapatos húmedos

Ahora que los pies sudan con el calor, es importante que no guardes los zapatos húmedos. De ser así, solo conseguirás que se acartonen y que adquieran un dolor desagradable. Límpialos como debe ser y déjalos que se sequen a temperatura ambiente. Según la composición de cada zapato, necesitará un cuidado u otro. Si son de ante, opta por un cepillo de cerdas suaves y pásalo en el lado contrario del pelo y posteriormente, en el lado del pelo. En caso de que tenga manchas, mezcla agua y jabón neutro y a continuación, coge un paño húmedo con agua y déjalos secar al aire.

Un cuidado para cada tipo de calzado

Si los zapatos son de charol, coge un paño de algodón húmedo con agua y pásalo por ellos. Para sacarles su brillo característico, escoge un paño seco y frótalos. Para los zapatos metalizados, cogeremos un paño húmedo para eliminar el polvo y en caso de que existan rozaduras, detrás cubrirlas con tinte que sea de la misma tonalidad. Por último, si se trata de zapatillas de lona, puedes meterlas en la lavadora en programa corto y agua fría. Para las zapatillas que lleven algo de goma, puedes optar por pasta de dientes a la hora de frotar las posibles manchas. De esta forma, tus zapatos lucirán siempre bonitos y marcarán tu estilo.

Cuidar los zapatos

Algunas de las imágenes de este post son propiedad de SHUTTERSTOCK.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.