Santo Domingo

Santo Domingo, la ciudad colonial del Caribe

La República Dominicana es un país con unos atractivos turísticos enormes que hacen la delicia de todo aquél que la visita. Entre sus encantos se encuentran la calidez de su clima, una naturaleza extraordinaria, la hospitalidad de su gente, una historia fascinante, gran riqueza cultural, algunas de las mejores playas del mundo, magníficos hoteles y mejores resorts. Entre sus lugares más famosos se encuentran Punta Cana, Boca Chica, Bávaro y Santo Domingo entre otros. Hoy nos vamos a centrar en este último, la ciudad colonial del Caribe, que es además la capital de la República Dominicana: Santo Domingo.

Descubriendo Santo Domingo

La ciudad en la que empezó el Nuevo Mundo

Cristobal Colón puso un pie en esta parte oriental de la isla en el año 1492 tras visitar Cuba y la bautizó como La Española. Santo Domingo o La Española es el lugar donde empezó la historia del Nuevo Mundo y una de las que más recuerda al Descubrimiento de América.

La belleza de Santo Domingo

Santo Domingo es una ciudad bellísima y llena de encanto que cautiva fácilmente a todos sus visitantes. Hasta el mismísimo Cristóbal Colón quedó prendado por la belleza de su paisaje. Tanto es así que según cuenta la historia el navegante dejó escrito estas bonitas palabras dedicadas a La Española: “Éstas son las tierras más hermosas que ojos humanos hayan visto”.

La ciudad más antigua de América

La Ciudad Colonial o Zona Colonial de Santo Domingo es el núcleo urbano más antiguo de la ciudad, en el lado oriental de la desembocadura del río Ozama. Fue fundada en 1502 por los colonizadores españoles, construida por Bartolomé y Diego Colón y además tiene la particularidad de ser el primer asentamiento europeo permanente en América. También fue la primera ciudad a la que la Corona Española otorgó la Carta Real y sede central de la administración del Nuevo Mundo. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1990 bajo el nombre de Ciudad colonial de Santo Domingo.

Riqueza histórica y cultural

La ciudad de Santo Domingo conserva todo el esplendor de su época colonial y esto la ha convertido en el destino con mayor riqueza cultural de todo el Caribe. Recorrer sus calles nos transporta al pasado, con edificios coloniales que siglos atrás fueron hogar de los conquistadores, calles adoquinadas de gran atractivo turístico, museos y galerías de arte.

Santo Domingo

Edificios coloniales

En la Ciudad Colonial podemos disfrutar de varios edificios de la época colonial de principios de 1500. El más importante es el Alcázar de Colón o Palacio Virreinal de Don Diego Colón, hijo primogénito de Cristóbal Colón. El rey Fernando el Católico se lo concedió al virrey Diego Colón en 1510 para que vivieran él y todos sus descendientes. También destacan la Catedral Primada de América de estilo gótico con detalles renacentistas, el Museo de las Casas Reales que fue sede de la Suprema Corte del gobernador en el siglo XVI, el Convento de los Dominicos, la Torre del Homenaje, las Atarazanas y el Panteón Nacional.

La Fortaleza Ozama

El río Ozama delimita la ciudad de Santo Domingo y también da nombre a su fortaleza, otro monumento histórico construido por Fray Nicolás de Ovando entre los años 1502 y 1508. Se utilizó como protección de los ataques de piratas y conquistadores que querían invadir esta parte de la isla. Está edificada en piedra, con estilo medieval y tiene un entramado de túneles y calabozos en los que llegó a estar prisionero Cristóbal Colón.

Plazas

En el Parque Colón se encontraba la antigua Plaza Mayor de la época colonial donde se unían los poderes políticos, religiosos, militares, municipales y económicos. En la Plaza de la Cultura se encuentran la mayoría de edificios culturales de Santo Domingo. El edificio más destacable es el Teatro Nacional, centro de la expresión artística dominicana de la música, las letras y espectáculos. Entre los museos y centros culturales destacan el Museo del Hombre Dominicano, el Museo de Arte Moderno y el Museo Nacional de Historia Natural.

Malecón

En la avenida George Washington de Santo Domingo encontramos el famoso Malecón, un boulevard marítimo de catorce kilómetros a orillas del mar Caribe. Toda la avenida está repleta de palmeras, barcos, puestos de artesanía, restaurantes, zonas de fiesta, hoteles de lujo y casinos. Pasear por el Malecón sintiendo la brisa del mar Caribe es uno de esos placeres que debes disfrutar en Santo Domingo.

Santo Domingo

Faro a Colón

Para conmemorar los 500 años del descubrimiento de América se creó este espacio que a pesar de su nombre no es en realidad un faro, sino un edificio en forma de cruz que se creó como homenaje a la valentía y fe de Cristóbal Colón. En su interior alberga el Museo de las Américas.

Fiestas

No se podría entender la República Dominicana sin el merengue. Cada mes de julio se celebra en el Malecón el Festival del Merengue. Además de los ritmos caribeños, en el Malecón también se celebra un carnaval histórico que ya comenzó a celebrarse en el siglo XVI. El carnaval de Santo Domingo se inicia con la coronación del Rey Califé, se convierte en una fiesta enorme con el personaje del Diablo Cojuelo como protagonista, y finaliza con un desfile de carrozas y comparsas con ritmos caribeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.