retraso en tu vuelo

Retraso en un vuelo: no te quedes sin reclamar

Agosto es el mes preferido por los españoles para disfrutar sus vacaciones. Alrededor de 21 millones de personas se desplazarán este mes en busca de un más que merecido descanso.Durante estos meses las compañías aéreas ponen a la venta miles de vuelos a diferentes destinos para poder responder a la demanda turística.

¿Has sufrido retraso en un vuelo?

Sin embargo, la saturación resulta inevitable y es mucho más frecuente de lo que pensamos que se produzca una cancelación o el retraso en un vuelo, o que nuestro equipaje acabe perdido.

Ante esta situación miles de afectados se agolpan para reclamar por el retraso en un vuelo.

¿Qué puedo reclamar a la compañía aérea por el retraso en un vuelo o una cancelación?

Desde la plataforma Reclamación de Vuelos recuerdan que las compañías aéreas europeas se rigen según el Reglamento 261/2004 de la UE que aplica a las aerolíneas de la Unión Europea y a todos los vuelos que salen de un país de la Unión Europea.

Según el Reglamento 261/2004 de la UE, en caso de que el pasajero sufra una cancelación o el retraso en un vuelo de más de 3 horas al destino final el pasajero podrá reclamar a la compañía aérea:

1- Indemnización por retraso

El importe puede variar entre 250 y 600€ en función de la distancia en vuelo hasta el destino final. Si el vuelo es de menos de 1.500km tendrá derecho a 250€ de indemnización. Cuando la distancia es de 1.500 a 3.500 km, 400€. Si supera los 3.500km, si es un vuelo comunitario 400€ y si es extracomunitario, 600€ de indemnización.

2- Reembolso del billete

Si no reprograman el vuelo de forma gratuita o el pasajero no desea aceptar la alternativa porque no le conviene. Si el pasajero compra un nuevo vuelo para llegar a su destino tras sufrir el retraso en un vuelo, podrá exigir a la aerolínea que pague por el nuevo vuelo contratado (que generalmente es más caro debido a que su compra se realiza con muy poca antelación), en lugar del reembolso del primer vuelo.

3- Gastos extras

Debido a la cancelación o retraso de un vuelo puede ocurrir que se incurra o deje de disfrutar como daño y perjuicio por la incidencia de la compañía aérea: hoteles perdidos en destino o pagados por el afectado durante la espera, taxis, comidas en el aeropuerto o fuera de él, tours perdidos, días de vacaciones, reuniones de trabajo, alquiler de coche…

Equipaje Perdido

Según el Convenio de Montreal que es el que rige problemas con el equipaje, se establece un límite máximo en la responsabilidad de 1.131 DEG (Derechos Especiales de Giro) que al cambio son aproximadamente 1.414€ por pasajero.

En caso de rotura, se habrá de justificar el daño ocasionado a nuestro equipaje para que quede constancia y la compañía aérea no pueda esgrimir que ese daño existía anteriormente.

Para ello, debemos dirigirnos al mostrador de la aerolínea correspondiente en un periodo máximo de 7 días y rellenar el PIR (Parte de Irregularidad de Equipaje) en sus siglas en inglés -Property Irregularity Report-.

En caso de pérdida, el pasajero deberá recibir una compensación por cada día que haya estado el equipaje extraviado de alrededor de 67€ hasta un máximo de 21 días.

Si quieres reclamar por equipaje perdido y viajabas en Iberia, la compañía con la que más españoles vuelan, puedes hacerlo aquí: equipaje perdido Iberia.

Artículo redactado para Viajes y Estilo por Javier López.

Las imágenes de este post son propiedad de SHUTTERSTOCK.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.