Castilla-La Mancha

Razones para viajar por Castilla-La Mancha

Es tiempo de viajar por España así que nada mejor que elegir viajar por Castilla-La Mancha este verano si queremos huir de aglomeraciones y disfrutar de su inmensa variedad, mucho más de lo que crees, mucho más que molinos.

Hoy os queremos dejar nuestras razones (que son muchas, hemos tenido que elegir) para viajar por esta tierra.

Albacete

  • Disfrutarás de paisajes interminables, dejando la vista descansar, que buena falta nos hace después de tanto asfalto.
  • Te asombrarás ante la belleza de la Sierra del Segura y sus pueblos con historia, patrimonio, encanto y buen vivir. Quizás por un momento pienses que estás en otras latitudes. Alcaraz, Yeste, Nerpio, Liétor, Elche de la Sierra, etc. te darán paz y muchas opciones de turismo activo.
  • Visitar la capital, Albacete, una ciudad con mucho más para visitar de lo que puedes creer en un principio.

flamencos en Castilla-La Mancha

Ciudad Real 

  • Seguir la ruta de los caballeros de las órdenes de Calatrava y Santiago que tantos castillos dejaron por estas tierras.
  • Visitar lugares cargados de historia y arte como son  Almagro, Villanueva de los Infantes, Alcázar de San Juan o San Carlos del Valle. No olvides su vinculación con la literatura de nuestro Siglo de Oro, una relación que sigue siglos después.
  • Acercarse a la cara castellana de Sierra Morena, al sur de la provincia, pasado Puertollano. La belleza de esas tierras de serranía te sorprenderá y además disfrutarás de lugares únicos con gastronomía de caza y pesca, así como de abrigos rupestres y pueblos encalados.

Cuenca

  • ¡Qué decir de la ciudad patrimonio de Cuenca! Que hay que visitarla con calma, disfrutando de sus rincones con encanto, su Parador con vistas, los «rascacielos» medievales que caen sobre la hoz etc.
  • La Serranía Norte de Cuenca es otro lugar ideal para viajar en Castilla-La Mancha si eres amante de la naturaleza.  En ella podrás disfrutar de una vía ferrata singular, de excursiones en kayak y de alfarería tradicional.
  • Visitar los molinos de Mota del Cuervo, una población que además cuenta con el atractivo de la laguna de Manjavacas a pocos kilómetros. Pero no te quedes ahí, Alarcón, Belmonte o San Clemente te sorprenderán con su rico patrimonio.

molinos de viento

Guadalajara

  • Visitar la sin par Sigüenza, una de las poblaciones más hermosas de Castilla-La Mancha, sin duda pocas la ganan en cuestión de historia y patrimonio, y además, con una gastronomía puntera e incluso estrellas Michelín.
  • Inundarse de belleza en el embalse de Bolarque, entre las provincias de Guadalajara y Cuenca. Ideal para descansar observando la naturaleza y la fauna que habita en ella.
  • Disfrutar de nuestra particular Provenza en Brihuega y sus campos de lavanda que estallan en olor y color durante el mes de julio y es un espectáculo para los sentidos.

Toledo

  • Pasear por la Ciudad Imperial a cualquier hora del día es casi mágico, pero hacerlo a la caída de la tarde, cuando el grueso de turistas se ha marchado, es un lujo. Perderse por los alrededores de Zocodover, asomarse a la hoz o cruzar a los cigarrales, esas fincas de verano que tan bien supieron construir ya en tiempos de los árabes.
  • Tener la oportunidad de estar presente en la berrea de los ciervos del Parque Nacional de Cabañeros debe ser un lujo singular.  Sin duda, si te gusta la naturaleza, este destino dentro de los Montes de Toledo te dejará sin habla.
  • Ocaña y su plaza mayor, El Toboso y su tradición quijotesca o Consuegra y sus molinos son sin duda otra gran opción de ruta para viajar por Castilla-La Mancha.

Esperamos que estas recomendaciones os sirvan como aliciente e ideas para moveros por una tierra siempre deseosa de agradar al visitante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.