Estamos en primavera, los días son más largos y el tiempo más cálido. Llega el momento de disfrutar de tardes con los amigos y veladas con la pareja en alguna de las terrazas de la capital española.

Es sencillo en Madrid encontrar buenos restaurantes con bonitas terrazas a pie de calle, pero ¿qué me decís de esos otros espacios alojados en las azoteas de la capital, ya sean de hoteles o edificios destacados en pleno centro de la ciudad? Todos ofrecen espacios únicos y especiales donde esperar la puesta de sol o acudir para disfrutar de una sabrosa cena o quizás de una copa cuando ya ha caído la noche. Aquí os dejamos una pequeña selección de algunas de las terrazas de Madrid que te llevan muy cerca del cielo.

Azoteas de Madrid


La Terraza del Urban

En la azotea de uno de los hoteles más exclusivos de Madrid está una de la mejores terrazas para disfrutar de las noches de primavera y verano al aire libre, con unas vistas únicas sobre el centro de la ciudad. Entre la oferta de su carta destacar la selección de tapas de ostras, caviar, mini hamburguesas o croquetas. Además su amplia carta de cocktails tiene tal variedad  que parece imposible no encontrar uno que se convierta en tu favorito.

Nice to meet you

El restaurante del Dear Hotel está ubicado en su planta 14, y aunque no es una azota y permite disfrutar de espectaculares vistas 360º de la Casa de Campo, Palacio Real y todo el Centro de Madrid. Se encuentra en plena Gran Vía de Madrid,ofrece una cocina actual en un ambiente sofisticado donde podréis disfrutar de cócteles, copas, música y DJ los fines de semana, rodeados de un precioso jardín urbano con grandes maceteros y vegetación. ¿El mejor momento? Pasar por allí al atardecer para contemplar la espectacular puesta de sol con un cocktail en la mano.

La Azotea del Circulo
Este restaurante donde disfrutar de la mejor comida mediterránea se encuentra en pleno centro de Madrid, en la última planta del Circulo de Bellas Artes, un lugar perfecto para disfrutar de las mejores vistas de a ciudad. En los fogones el chef Javier Muñoz-Calero, que ha confeccionado una carta llena de delicias que conquistarán vuestro paladar. Destacan el mollete con tomate rallado y aceite de oliva arbequina, la tortilla de salmón, eneldo, crema agria y dulces como la tarta de chocolate caliente con almendra garrapiñada. Sin duda el lugar perfecto para alimentar la vista y el estómago.

Gymage Lounge
En el ático de los antiguos cines Luna, la terraza Gymage Lounge Resort está ubicada sobre el gimnasio Gymage Social Fitness. Encontrarás en ella un restaurante a la carta y un snack bar donde podrás tomar desde montaditos hasta tostas, además de ensaladas y especialidades light. También hay una zona lounge, con tumbonas, perfectas para acudir en plan afterwork y tomar uno de los deliciosos zumos naturales hechos en el momento. Y si se te hace de noche, entonces pide un cocktail con o sin alcohol y disfruta del ambiente moderno de la terraza escuchando la mejor música del momento.

La Terraza de Óscar
Esta terraza  del hotel Room Mate Oscar, con impresionantes vistas, se ha convertido en uno de los lugares más emblemáticos de Madrid, siendo un remanso de paz en las alturas perfecto para disfrutar del atardecer. El visitante se encuentra con una decoración con camas balinesas, tumbonas chaise lounge y una amplia barra, pudiendo hacer uso de ellos durante todo el año gracias a los paneles transparentes, tejados solares y sistemas de calefacción que le convierten en un lugar perfecto sea la estación que sea. Los cócteles son uno de sus principales puntos fuertes y puedes tomar uno de ellos mientras bailas al ritmo de la música que acompaña al sol mientras desaparece por el horizonte.

La Terraza – The Principal Hotel
En este lugar estuvo no hace mucho la famosa terraza del Hotel Ada, la cual ofrecía las que para muchos eran las mejores vistas de la Gran Vía desde las alturas. Hace algo más de un año ha cambiado el nombre del hotel y su dirección, pero la terraza sigue teniendo las mismas vistas fabulosas, aunque el ambiente ahora es más elegante, y uno puede cenar en blancas mesas de mármol rodeado de olivos y cipreses. Eso si: no olvides reservar o te quedarás con las ganas de contemplar la fabulosa puesta de sol que se contempla desde una de las azoteas de la capital con mejores vistas.

 

UA-93188701-1