estar guapa cuando se viaja

Laura o cómo estar guapa cuando se viaja

Nuestra viajera en esta nueva entrevista se llama Laura y admite sin tapujos en la presentación de su blog que «si no puedo llevar mis tacones, no voy».

Y es que cada viajero es un mundo y hay un rincón esperando a cada uno de nosotros, sean cuales sean nuestras prioridades a la hora de comenzar una nueva aventura en algunos de los muchos destinos que hay a lo largo y ancho del mundo. ¿Queréis saber más de Laura, sus viajes y cómo estar guapa cuando se viaja? Pues leed la entrevista y pasaros por su blog: Mochilera Visa Oro

Secretos para estar guapa cuando se viaja

¿Cuál es tu estilo de viaje?

Creo que el estilo de viaje es algo muy personal que tiene que definir a uno mismo y haga que te sientas cómodo con tu forma de viajar. O dicho de otra manera, creo que la forma de viajar de cada persona dice mucho de sí mismo y de cómo es. A mí me gusta sentirme guapa y estilosa sin importar donde esté, para mí eso es sinónimo de sentirme bien conmigo misma. En consecuencia no voy a renunciar a cuidar mi imagen cuando viajo. Trato de ser yo misma en todo momento. Seguramente no encuentres muchas diferencias viéndome de viaje o encontrándote conmigo un día por la calle. Siempre me verás bien vestida aunque cómoda, maquillada de una manera bastante natural enfatizando mis puntos fuertes y disimulando las imperfecciones y con el pelo arreglado, que no perfecto. En resumen, natural pero con estilo, siendo fiel a mí misma.

¿Qué cosas no faltan nunca en tu maleta?

Como os decía me gusta cuidar mi imagen sin importar donde esté aunque siempre trate de ir cómoda ya que de este modo me siento bien y por lo tanto estoy más alegre y optimista. Por ello en mi maleta siempre habrá por lo menos un par de vestidos ya que ¿hay algo más cómodo, femenino y que ocupe menos espacio en la maleta que un vestido? Además trato de seleccionar aquellos que en función de cómo lo combines les puedas dar un uso más formal para ir a una cena un poco más especial o más informal para visitar en el día a día todo aquello que te propongas sin perder estilo y súper cómoda.
La clave por supuesto son los complementos. Depende de como los combines le vas a dar a tu atuendo un look completamente diferente y pasará hasta desapercibido que llevas el mismo vestido!!
Por supuesto en mi maleta siempre estará mi neceser con mis básicos de aseo más imprescindibles, y alguno menos imprescindible, para qué nos vamos a engañar. Siempre, vaya donde vaya llevaré un mínimo de maquillaje como corrector, máscara de pestañas y polvos bronceadores o colorete.
Para mí una parte muy importante del look de cada día es el pelo, y más aún de viaje. Con un pelo bien arreglado y un mínimo de maquillaje aportas muchísimo estilo a tu look y de eso se encargan mi neceser y mi plancha.

De todos los hoteles que conoces, ¿de cuál tienes tan buen recuerdo que volverías sin dudar?

Para mí el hotel en el que me hospedo es una parte muy importante del viaje, y la verdad es que he tenido la suerte de estar en hoteles tan bonitos que es muy difícil quedarme solo con uno!!!
Pero si tuviese que quedarme sólo con uno sería… No, no puedo, Así que os voy a mencionar dos ya que son del mismo estilo.
El primero es el Furama Resort en Danang (Vietnam) y el segundo el Kia Ora en Rangiroa (Polinesia Francesa). En ambos la habitación va más allá de una simple habitación, tienes una casita preciosa y encantadora tipo estudio y sin separaciones con una preciosa y enorme salita de estar. Toda la habitación es acristalada a tu precioso y enorme jardín privado con piscina. Además ambos complejos hoteleros son muy especiales con grandes espacios al aire libre, muy cuidados y pensados con todo lujo de detalle. Los restaurantes de ambos son exquisitas con una cocina muy selecta, con espacios abiertos y muy íntimos para cenar a la luz de las velas viendo de fondo el mar. ¿Cuándo habéis dicho que volvemos? Aunque yo creo que ya estoy allí y me va a costar un rato centrarme y volver.

¿Nos cuentas que buen restaurante de tu ciudad (Zaragoza) recomiendas a todo aquel que te pregunta?

Esta es otra de esas preguntas bastante complicadas ya que me gusta mucho comer y salgo mucho, especialmente a cenar. Uno de mis restaurantes favoritos, especialmente en temporada de verduras, es el Casa Lac, que dispone de un menú degustación de verduras exquisito que a penas podrás acabar, y además es sitio es antiguo y muy bonito. Si me apetecen delicattesen de todo tipo elaboradas de forma casera, sin duda voy al Palomeque y si me apetece comer cosas menos elaboradas como buen marisco como por ejemplo las mejores ostras que vayas a encontrar en Zaragoza o una buena carne como el mejor chuletón que hasta la fecha he probado en mi ciudad, voy a la Lobera de Martín. Todos están muy céntricos lo que facilita tomarse luego una copita cerca.

De todos los destinos que has visitado, ¿con cual te quedas para una escapada en pareja?

Sin ninguna duda Bora Bora. Diría que es el sitio más bonito y más romántico en el que he estado nunca. Sus playas de arena blanca y aguas turquesas junto con sus atardeceres hacen de este destino uno de los mejores sitios para disfrutar de una escapada en pareja, de hecho no me extraña que sea un lugar idílico de luna de miel.
Creo que es imposible cansarse de contemplar sus vistas en 360 grados, mires donde mires es una foto de postal tomada por el mejor fotógrafo. Además los hoteles son muy lujosos y cuidan la intimidad de tal manera que casi da la sensación de que tienes todo el hotel para tí y además se preocupan de que cada día sea único, con una decoración muy playera pero muy chic y totalmente de ensueño que hacen que cada velada sea romántica e inolvidable.
Dormir en las suites sobre el agua, pudiendo ver desde el sofá de tu habitación las mantarayas y los tiburones con tan solo mirar al suelo que es de cristal o despertarse frente a un ventanal enorme con tan sólo el mar turquesa de Bora Bora por delante es un sueño. Sin duda, allí está el paraíso.

¿Tienes algún secreto para el cuidado de la piel cuando viajas en avión? Tantas horas de vuelo suelen pasar factura…

Sí, desde luego que es imprescindible cuidar la piel en los aviones, por eso yo llevo siempre mini tallas de serums y cremas con la esperanza de utilizarlas… Pero os voy a ser sincera, por lo general suelen acabar el vuelo sin haberlas tocado… Por ello mi secreto es el facial mist, un spray hidratante y refrescante que es una delicia para la piel y que además tiene un aroma muy agradable que hará que te lo quieras echar una y otra vez!! Además la sensación de frescor es una gozada. Un par de pulsaciones y listo!!
Cuando voy a hacer un vuelo muy largo, por lo general voy maquillada por lo que siempre llevo en mi bolso de viaje un par de toallitas desmaquillantes mono dosis para evitar pasar por los odiosos aseos del avión (viajes en la clase que viajes, son igual de indeseables). Es muy importante desmaquillarse en un vuelo largo, tanto o más que cuando nos vamos a dormir cada día. Las toallitas desmaquillantes no son la mejor opción para usarlas a diario pero son un buen recurso como excepción, especialmente en el avión.
Después de desmaquillarme sí que suelo echar mano de las mini tallas ya que tras desmaquillarme, el facial mist no es suficiente como hidratación, aunque sí viene genial para que se absorba mejor la crema.
Otra cosa que no falta en mi bolso de viaje es el iluminador, ideal para disimular las ojeras e iluminar la mirada tras un largo vuelo.

¿Qué factores hacen que al organizar un viaje te decantes por un alojamiento u otro?

Ubicación del alojamiento, confort (que sea la clásica cama extra grande que solo de verla tan mullida te den ganas de tumbarte instantáneamente), el baño, para mí que el baño sea moderno y limpio es de las cosas más importantes que puede tener un hotel por eso lo enseño siempre en mis vídeos de lo hoteles en los que me alojo, decoración, especialmente si es moderna, los sitios antiguos me van menos aunque he estado en algunos impresionantes… Que tenga un buen desayuno también me parece importante, aunque esto es difícil saberlo de antemano. Yo siempre digo (aunque no siempre se cumple) que la categoría de un hotel se mide por el zumo de naranja, si es natural y recién hecho, seguramente te encuentres en un buen hotel.
Elegir bien el alojamiento es muy importante para mí porque tras un día largo de visitas de un lado para otro en el que acabas exhausta, no hay nada mejor como llegar a un hotel acogedor en el que sentirte casi como en casa, darte una buena ducha y dormir en una cama extra cómoda (me encantan las que tienen una funda de plumas debajo) en las que estar como nueva al día siguiente para seguir disfrutando del viaje con las pilas bien cargadas. Cuando te levantas así ves la vida de otra manera.

Y por último, ¿nos cuentas cual es ese capricho viajero que te has dado alguna vez?

Si hay algo que me pierde son los masajes y los tratamientos de belleza, pero sobretodo para esto último no me pongo en manos de cualquiera. Hay viajes en los que el ritmo es tan intenso que no tengo ocasión de hacerlo aunque sea cuando más lo necesito.
Los precios de estas cosas en los hoteles suelen ser bastante prohibitivos en líneas generales, pero como os digo, no suelo ponerme en manos de cualquiera y como estamos hablando de un capricho… De vez en cuando no hace daño y sales como nueva. De hecho en algunos sitios, realmente lo vale a pesar del precio por el cuidado de los detalles y el proceso que han llevado a cabo, ¡impresionante!

 

Una respuesta a “Laura o cómo estar guapa cuando se viaja”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.