10 errores en cosmética que no debes cometer

Un cuidado inadecuado de la piel puede provocar desequilibrios en la misma, por eso es importante que conozcas algunos de los errores en cosmética que debes evitar en tu rutina de cuidado facial.

Con tantas tendencias y productos cosméticos es muy fácil cometer errores a la hora de utilizarlos. Hoy en día tienes mucha información a tu disposición, pero sigue siendo fácil cometer algunos errores en cosmética.

Suelen ser cosas que casi todos hemos hecho alguna vez, ya sea por falta de criterio, de información o de tiempo.

Los principales errores en cosmética que debes evitar

1.- No conocer tu tipo de piel

Es importante que conozcas tu tipo de piel para que tu rostro se beneficie de todos los cuidados que necesita.

Aquí tienes algunas pequeñas pistas para que sepas qué tipo de piel tienes:

  • Si tienes poros dilatados, brillos y pequeñas imperfecciones -> Probablemente tengas la piel grasa.
  • Si sueles tener la piel brillante en la zona T y notas deshidratación en las mejillas -> Tu piel es probablemente mixta.
  • Si notas picor, tirantez y sequedad en la piel -> Tu piel tiene las características de la piel seca.

Si no conoces tu piel, consulta a un dermatólogo para que te ayude a identificar tu tipo de piel y cómo cuidarla para mantenerla sana y bella.

Tipo de piel - Errores en cosmética

2.- La falta de constancia

Este es uno de los errores en cosmética más frecuente. Por pereza, cansancio o falta de tiempo a veces olvidamos la rutina de belleza. Cuidar la piel es una inversión que requiere constancia y los resultados sólo se hacen visibles con el tiempo y poco a poco.

Si no tienes suficiente tiempo o no te apetece, concéntrate en los productos esenciales reduciendo los pasos de tu rutina diaria, ¡para que no te desanimes antes de empezar!

3.- Olvidar desmaquillarse

A todas nos ha pasado alguna vez que, tras llegar a casa a altas horas de la noche, lo último que nos apetece es desmaquillarnos el rostro. Antes de ir a la cama, aunque te dé pereza, es muy importante que limpies tu rostro.

Si no te desmaquillas, la piel acumula contaminación, células muertas, maquillaje y sebo. Esto acaba por obstruir tus poros, causar inflamación, manchas y deshidratar tu cara. Así que ya sabes, antes de caer en brazos de Morfeo, desmaquíllate.

4.- Confundir el desmaquillado con la limpieza

Para que tu piel esté perfectamente limpia, es necesario una doble limpieza facial. Para quitar el maquillaje, los restos de contaminación o los filtros solares necesitas usar un producto “graso”, como un aceite o bálsamo desmaquillante, como puede ser el bálsamo limpiador facial de Yepoda.

Bálsamo limpiador facial - Errores en cosmética

Pero con eso no es suficiente, a continuación, deberás limpiar la piel con un gel limpiador suave y retirarlo con agua. Este paso permite eliminar por completo los últimos residuos e impurezas aún presentes en la piel. El uso de un gel limpiador como el de La Roche-Posay es ideal porque no agrede la piel y realiza una limpieza suave.

Puedes encontrar también productos limpiadores en formato de pastilla, como la Clear Face de Sebamed que, además, son ideales para viajar en avión sin líquidos.

5.- No usar protección solar en invierno

Cada vez que sales de casa expones tu piel a la radiación UV. Por ello, es importante utilizar protección solar durante todo el año, incluso en los días nublados. Si te quedas en casa, utiliza una crema que te proteja de la luz azul de las pantallas, como la Heliocare 360º, que parece ser la responsable del envejecimiento prematuro de la piel.

Ya sabes que el uso del protector solar es el último paso de la rutina facial coreana y uno de los secretos de su éxito.

6.- No hidratar la piel

Si tienes la piel seca, es muy probable que uses crema hidratante con regularidad, ya que tu piel lo pide a gritos. Pero si tienes la piel grasa puedes pensar que ya está hidratada. Muchas personas creen que el uso de cremas hidratantes genera más sebo y que la piel grasa no necesita hidratación.

Pero todos los tipos de pieles necesitan estar hidratadas, especialmente en invierno, para mantener la piel radiante y flexible. Elige una crema hidratante que se adapte a tu tipo de piel.

Si tienes la piel grasa o mixta, elige una con textura ligera como un gel hidratante, que hidrate sin ser grasa y que respete el pH, como la Sebamed Clear Face Gel. Y si tienes la piel seca elige una crema nutritiva mezclada con aceites vegetales para una nutrición perfecta, como la Ureadin de ISDIN. Además, todas las pieles se pueden aprovechar de los beneficios en la piel del ácido hialurónico.

Crema hidratante para piel seca - Errores en cosmética

7.- Mala aplicación del producto

Usar demasiado producto o frotar demasiado la piel no significa una mejor absorción de los cosméticos. De hecho, utilizar una cantidad superior a la recomendada puede obstruir los poros y provocar acné cosmético, y frotar la piel de forma demasiado brusca puede irritarla.

Aplica los productos suavemente, sin ejercer demasiada presión, utilizando la cantidad recomendada.

8.- No exfoliar la piel regularmente

La piel se deshace de forma natural de una buena parte de las células muertas, pero muchas de ellas permanecen en la superficie de la piel. Esto puede provocar que la piel se vea apagada, sin brillo y que los poros se obstruyan.

La exfoliación regular con un un producto, como el exfoliante facial de Martiderm, ayuda a eliminar estas células muertas, así como otras impurezas no deseadas (puntos negros, exceso de sebo…) y mejora la absorción de los cosméticos.

Pero tampoco te excedas, si tienes la piel seca, exfóliate una vez cada 15 días y si es normal o grasa, una vez a la semana.

9.- Utilizar productos demasiado cubrientes para la piel

Si eres una adicta al maquillaje y buscas un cutis perfecto, tienes que tener cuidado con la base que apliques y la cantidad que pones en tu piel.

Evita los productos con base de silicona que asfixian la piel y pueden generar imperfecciones. Además, es importante que tu piel pueda seguir respirando un poco. Por lo tanto, evita aplicar capa tras capa de producto. Para un efecto natural, opta por una BB o CC cream, es más ligera, no obstruye los poros y respeta la piel. Una buena opción puede ser la CC cream de Erborian.

10.- Olvidarse del cuello y el escote

Estas dos zonas son a menudo las grandes olvidadas del cuidado de la piel, pero al igual que el rostro, también sufren el envejecimiento de la piel, las arrugas y la flacidez.

Olvidarse del cuello - Errores en cosmética

Amplia tu rutina de cuidado de la piel del rostro para incluir el cuello y el escote, tanto a la hora de la limpieza como de la hidratación, sin olvidar la protección solar.

Ahora que conoces los principales errores en cosmética, ya tienes las claves para conseguir una piel sana y brillante.

¿TE ESTÁ GUSTANDO LO QUE VES?

Suscríbete a nuestra newsletter para mantenerte al día de nuestras novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.