Aunque puede parecer que nadie va de viaje buscando destinos en los que pasar miedo, los destinos misteriosos también tienen su público.

De hecho, hay lugares que han hecho del terror o el misterio su principal atractivo. Y es en fechas como la de Halloween donde esos lugares están más en auge. Quizá no viajes buscando esos lugares, pero si cerca de tu destino se encuentra uno de estos sitios misteriosos, ¿no tendrías curiosidad por visitarlo?

Las cinco #viajerasvye hemos estado investigando para descubrirte los mejores destinos en los que pasar miedo, todos ellos dentro de España.

Destinos en los que pasar miedo sin salir de España


Pueblos misteriosos


Mar Vara de A un clic de la aventura

Ochate

A Ochate se le conoce como el “pueblo maldito”. Se encuentra en el Condado de Treviño, un enclave de Burgos dentro de Álava, a 14 km de Vitoria.

Dicen que el origen de su maldición comenzó en 1860 cuando los habitantes de Ochate contrajeron la viruela, de la que apenas sobrevivieron una decena de personas. El pueblo consiguió crecer, pero en 1864 una nueva epidemia, esta vez de tifus, volvió a hacer estragos en Ochate que casi se queda sin habitantes. Pero no quedó ahí la cosa, en 1870 dos años después de la extraña desaparición del párroco del pueblo, una epidemia de cólera acabó con todos sus habitantes, excepto tres que lograron huir a tiempo.

Lo más curioso es que en ninguno de los pueblos cercanos a Ochate se contagió nadie de ninguna de esas epidemias. El pueblo se quedó abandonado y durante los años 80 del pasado siglo se convirtió en el destino ideal para los amantes de lo esotérico. En esa época se hablaba de avistamientos de ovnis y de una larga serie de fenómenos paranormales.

Belchite Viejo

Belchite es uno de esos destinos en los que pasar miedo. Este pueblo de la provincia de Zaragoza cuenta con un pasado truculento a lo largo de la historia. Varias batallas tuvieron lugar en los alrededores y calles de Belchite, desde la época de los romanos.

Pero la batalla que Belchite no pudo soportar y que acabó con el pueblo fue la que tuvo lugar en el verano de 1937, en plena Guerra Civil. En pocos días más de 6.000 personas murieron en Belchite y apenas unas pocas casas quedaron en pie. El pueblo fue abandonado y en su lugar se construyó uno nuevo cerca de él.

Belchite Viejo - destinos en los que pasar miedo

Desde entonces ha sido un lugar de peregrinación de investigadores de lo paranormal, que dicen haber grabado decenas de psicofonías, visto sombras misteriosas que desaparecen en el interior de las casas o tomado fotografías en las que aparecen figuras entre las ruinas.

No puedes visitar Belchite Viejo por tu cuenta, todas las visitas tanto diurnas como nocturnas son guiadas y puedes adquirir las entradas a través de la página web de Belchite Nuevo.

La Cornudilla

La Cornudilla pertenece al término municipal de Requena en Valencia. Es otro de esos pueblos abandonados con un pasado misterioso.

A mediados de los años 50 del pasado siglo tuvieron lugar una serie de apariciones que los lugareños llamaron “duendes”. En las casas del pueblo se oían murmullos durante la noche, se veían sombras errantes y ruidos extraños.

Después de un tiempo estos episodios desaparecieron misteriosamente de todas las casas, excepto de una a la que llamaron “la casa de los ruidos”. Los habitantes de esa casa seguían escuchando ruidos, lloros, lamentos, chillidos… Tanto es así que la familia decidió marcharse de la casa a otro pueblo cercano. Poco a poco muchos de sus vecinos fueron abandonando el pueblo por motivos económicos hasta que el lugar se quedó desierto. La denominada “casa de los ruidos” sigue allí muy deteriorada, pero visible.

¿Te atreves a visitar alguno de estos destinos en los que pasar miedo? Si eres de los valientes que va a visitarlos, te dejamos los enlaces a las poblaciones más cercanas para que busques alojamiento en ellas.

Alojamientos en Vitoria

Alojamientos en Belchite Nuevo

Alojamientos en Requena


Hoteles para morirse de miedo


Cristina Monsalvo de Kris por el mundo

Son muchos los viajeros que afirman que cuando dejan su hogar buscan hoteles que les hagan sentirse como en casa. Habitaciones cómodas, limpias y con cierto encanto. Lo que ninguno desea es que además de todo eso, en la habitación haya un fantasma o una extraña compañía nocturna que haga al huésped rezar para que amanezca cuanto antes y regresar corriendo a casa.

No hace falta irse muy lejos para encontrar hoteles para morirse de miedo. Algunos parecen tener presencias extrañas en todo el establecimiento. Otros, una habitación concreta que incluso prefieren no adjudicar a ningún cliente. Si eres de los que buscas emociones fuertes, apunta estos hoteles y sus misterios. Y luego nos cuentas si de verdad es tan terrorífico como cuentan. Porque nosotras seguro que no vamos a ir a descubrirlo.

La habitación 510 del Hotel Melia Zaragoza

Este establecimiento ocupa el espacio que anteriormente perteneció al Hotel Corona de Aragón. Este último sufrió un terrible incendio en la década de los 70 del siglo pasado en el que murieron casi 80 personas. Años más tarde el edificio se rehabilitó y abrió de nuevo sus puertas. Todo parecía normal, hasta que una azafata alojada en la habitación 510 contó que no pudo dormir pues durante toda la noche notaba una presencia extraña. Alguien que intentaba abrir una ventana o que se inclinaba sobre ella cuando conseguía cerrar los ojos.

Parece ser que en todo el hotel los clientes sienten una extraña sensación de claustrofobia, pero es en la habitación 510 en la que muchos huéspedes sienten lo mismo que relató aquella azafata. Sin duda uno de los destinos en los que pasar miedo.

Habitación 712 del Parador de Cardona

En el Parador de Cardona solamente admiten en esa habitación a aquellos huéspedes que expresamente solicitan alojarse en ella. Y es que la dirección del establecimiento, tras escuchar quejas y testimonios de varios clientes decidió clausurarla. Excepto para aquellos valientes o insensatos que quieran pasar la noche escuchando ruidos extraños. Es difícil dormir en la habitación 712 de este parador, pues incluso hay quien habla de apariciones.

¿Será algún fantasma que lleva siglos habitando este castillo medieval, el empeñado en no dejar disfrutar de una buena estancia a los clientes?

Castillo Hotel del Buen Amor

Este encantador hotel en Topas (Salamanca) parece el lugar perfecto para una escapada romántica. Pero puede que se termine convirtiendo en terrorífica. Y es que en este hotel suceden cosas de difícil explicación.Sombras de guerreros bajando la escalera principal, una dama vestida de blanco vaga por las habitaciones. En la recepción se reciben llamadas desde habitaciones vacías.

Los clientes se quejan de ruidos constantes y el personal dice haber visto puertas cerradas con llave abrirse solas. Incluso algún cliente ha llegado a preguntar si tienen algún fantasma en nómina.

Hoteles para morirse de miedo - destinos en los que pasar miedo

¿Eres de los que te atreverías a dormir en uno de estos hoteles? Si es así, te lo ponemos fácil: pincha estos enlaces y podrás hacer directamente tu reserva. Eso sí, luego nos cuentas la experiencia:

Melia Zaragoza
Parador de Cardona
Castillo Hotel del Buen Amor


Hospitales abandonados


Cristina Motrel de Los viajes de Wircky

Preventorio de Aigües de Busot

En la provincia de Alicante encontramos otro de esos destinos en los que pasar miedo. Este complejo arquitectónico del siglo XIX fue llamado originariamente “Hotel Miramar Estación de Invierno“. Aprovechando las aguas termales de la Sierra Cabezón de Oro, fue proyectado en su día por un conde con idea de convertirlo en lujoso hotel y balneario. Y lo consiguió.

Era visitado por personas acomodadas, entre las que incluso se encontraban los Reyes de España. El esplendor de este hotel se esfumó con la Guerra Civil, cuando el Estado español lo destinó a sanatorio de enfermos de tuberculosis.

Debajo de los sótanos y losas del suelo se puede encontrar todo un entramado de túneles y trincheras que servían de refugio. Tras la Guerra Civil fue abandonado, y desde entonces hay gran cantidad de leyendas de cacofonías, investigaciones esotéricas y la presencia de la Dama Blanca que circula por el lugar. También se ha convertido en una fuente de inspiración terrorífica, como en la obra de suspense y terror “Preventorio” del escritor Carlos Samper.

Hospital del tórax de Tarrasa

El pasado de este hospital es espeluznante, y durante años se convirtió en el lugar con el índice de suicidios más elevado de toda España, y enfermos que se arrojaban desde la novena planta.

A mediados del siglo XX el Ministerio de Sanidad creó este hospital para albergar a los enfermos de Cataluña con infecciones respiratorias, como tuberculosis, fibrosis o cáncer de pulmón. Su ubicación era privilegiada, en el bosque de la Pineda, con aire fresco y puro, clima templado, protegido de vientos y días soleados durante todo el año.

Las habitaciones estaban divididas en clase obrera y burguesía, y los pacientes permanecían totalmente aislados del mundo exterior, sólo con acceso a cabinas de teléfono y radio.

Hay muchas leyendas de actividad paranormal, ruidos, voces y rituales satánicos. En 2003 se detuvo a un joven que había sustraído de las instalaciones del hospital un feto conservado en formol, y ayudó a que creciera la leyenda de que el hospital había sido almacén de restos humanos. En la actualidad se ha reformado y convertido en el Parque Audiovisual de Cataluña.

Hospital psiquiátrico de La Barranca en Navacerrada

Se construyó en 1941 con el nombre de hospital del Santo Ángel de la Guarda. Fue concebido originariamente como hospital para enfermos de tuberculosis, aprovechando que el aire fresco de la montaña era beneficioso para estos pacientes.

Años más tarde se transformó en psiquiátrico, y desde hace más de veinte años sólo es una mole de hormigón abandonada en mitad de la sierra de Guadarrama. Fue un lugar de mucho dolor, con varios suicidios, y hay quien dice que durante la noche se pueden escuchar gritos y voces, y hasta ver figuras de niños y ancianos y luces que se encienden.

Quizás por su pasado, o por los seres de ultratumba, lo cierto es que nadie se atreve a rehabilitarlo. Su abandono ha dado lugar a todo tipo de especulaciones paranormales, celebración de misas negras, rituales satánicos, grabación de psicofonías e incluso intentos de contacto con personas fallecidas.

Hospitales abandonados - destinos en los que pasar miedo

¿Te atreves a acercarte a estos hospitales? Te dejamos los enlaces de las poblaciones a las que pertenecen para que busques alojamiento y las conozcas, ya que todas ellas bien merecen una visita para explorar tanto sus rincones terroríficos, como los que no lo son.

Alojamientos en Busot
Alojamientos en Tarrasa
Alojamientos en Navacerrada


Lugares en la naturaleza no tan tranquilos


Cristina Rodríguez de Ida y Vuelta

Cueva de Zugarramurdi

Otro de los destinos en los que pasar miedo se encuentra cerca de la frontera con Francia, en la comunidad autónoma de Navarra. Zugarramurdi es uno de los sitios más mágicos de España.

Sorginen Leizea”es una impresionante cavidad kárstica en la que tuvieron lugar celebraciones de rituales paganos. El año 1610 un grupo de mujeres fueron ejecutadas en un auto de fe celebrado en Logroño, después de que varios testigos aseguraran que aquellas mujeres acudían a aquelarres en las cuevas de Zugarramurdi.

Ahora podemos visitar las cuevas y en el pueblo hay un museo dedicado a las brujas.

Bosque de Orrius

Si te gusta lo misterioso, este lugar te encantará. Situado en la provincia de Barcelona, el bosque de Orrius ha sido protagonista de programas sobre hechos paranormales. Entre encinas y pinos surgen rocas graníticas talladas por misteriosos autores y con extraño significado.

Historias de psicofonías, bandoleros y hechos sin aparente explicación rodean a este bosque que, quizás (sólo quizás), te gustará conocer.

Fragua de Cecebre

Wenceslao Fernández Flórez nos llevó a la Fragua de Cecebre (provincia de A Coruña) en su “Bosque animado”. Allí, entre neblina y humedad se sitúa este bosque mágico y animado, en el que es posible adivinar la presencia de la Santa Compaña. ¿Te animas a visitarlo?


Fábricas abandonadas


Paloma Lucas de Un blog de Palo

La fábrica de armas de Orbaizeta

Orbaizeta es un localidad navarra que esconde, entre maleza y arbustos, uno de los lugares más terroríficos de España, una antigua fábrica de armas.

Su actividad duró un siglo, entre el final del siglo XVIIl y el final del posterior. Sin embargo, sus leyendas, el entorno mágico en el que se ubica en el valle de Aezkoa y la gran profusión de maleza alrededor de sus ruinas han conseguido que su historia siga viva a día de hoy.

Además, desde 2007 es un Bien de Interés Cultural, un lugar totalmente recomendable para los amantes del misterio.

La fábrica de muñecas de porcelana de Segorbe

Si hay algo entrañable para un niño ese es su muñeco, pero, a la vez ¿hay algo más espantoso que la mirada de una muñeca en el silencio de la noche?

Sí, existe algo todavía más terrorífico que esa muñeca de película americana, una fábrica de muñecos totalmente abandonada. Cabezas, brazos, piernas o pelo aparecen esparcidas por el suelo como si de un antiguo cementerio se tratase.

La bonita fábrica de muñecas de porcelana de Segorbe fue cayendo en el olvido a lo largo de los años, dejando en su lugar un lugar oscuro y tétrico donde da realmente pavor entrar. Este es uno de los destinos en los que pasar miedo que se encuentran en la Comunidad Valenciana, pero no el único.

La cementera abandonada de Buñol

La gran cementera de Buñol es hoy un paisaje de otro mundo, una gran extensión de cemento y chimeneas que crea un ambiente fantasmagórico donde se juntan sombras y sonidos como en un lugar de película de ciencia ficción.

La cementera fue una de las fuentes de ingresos de la comarca valenciana, con el paso de los años, como otras muchas estructuras similares cayó en desuso hasta convertirse en este desastrado lugar donde todavía perduran grandes estructuras y maquinaria antigua.

* Fotografías cedidas por Shutterstock

 

UA-93188701-1