10 trucos de decoración de espacios pequeños

Todos los espacios plantean un reto pero, es sin duda en la decoración de espacios pequeños, donde el reto se hace aún mayor.

Por eso, hoy vamos a ver los mejores consejos para diseñar un espacio pequeño con éxito y cómo elegir el mobiliario adecuado para este tipo de espacios.

Está claro que si dispones de grandes espacios, como los de las revistas, es mucho más fácil conseguir un buen resultado. Es en los espacios pequeños donde tendrás que poner a prueba todo tu ingenio y, utilizar todas las pautas y consejos necesarios para diseñarlos igual de bien y que el resultado sea igual de bueno que en los espacios grandes.

Que tengas que seguir una serie de pautas no quiere decir que tengas que renunciar a tu sello personal. Un espacio pequeño bien planificado puede resultar aún mejor que uno más grande. Así que aquí tienes los mejores trucos para lograrlo.

Los mejores trucos de decoración de espacios pequeños

Piensa en tus necesidades

El primer punto del que tienes que partir, al pensar en la decoración de espacios pequeños, es la planificación. Cuando no dispones de demasiados metros cuadrados en casa, lo primero que tienes que hacer antes de empezar con la fase de diseño, es pararte a pensar cuáles son tus necesidades:

  • ¿Cuántas personas vivís allí?
  • ¿Qué costumbres tenéis?

De esta forma sabrás qué elementos son superfluos y así podrás aprovechar al máximo los metros cuadrados de los que dispones.

Piensa si necesitas 8 sillas en la mesa del comedor para cuando vayan las visitas una vez al año, si habitualmente lo vais a utilizar dos o tres personas. En este caso, puedes comprar sillas plegables o taburetes, que se pueden apilar y guardar en un trastero cuando no las necesites.

¿Para qué vas a instalar una bañera que ocupa mucho espacio, si normalmente vais con prisa y sólo os ducháis?

Si soléis hacer compras diarias y os gusta ir al mercado y reponer sólo las cosas según se van acabando, ¿para qué queréis tener una cocina llena de muebles de almacenaje si no los vais a necesitar?

Aunque puede parecer que esto tiene poco que ver con el interiorismo y la decoración, a la hora de ganar espacio una buena planificación puede ser uno de los factores claves que te ayuden a conseguirlo.

Integrar y anexar espacios

Una buena forma de ampliar el espacio disponible es eliminar tabiques o divisiones, generando un espacio único para no tener límites visuales que hagan los espacios más pequeños.

Espacios abiertos

De esta forma, conseguirás que la luz se reparta mejor por todo el espacio, consiguiendo ópticamente ganar metros cuadrados. 

Piensa tridimensionalmente

Vivimos en un espacio tridimensional, por lo que utilizar la magnitud de la altura puede ser muy interesante en la decoración de espacios pequeños.

Si dispones de una estancia pequeña, pero tienes unos techos de gran altura, podrás jugar con esta variable. Puedes crear un altillo que te sirva como almacenaje, incluso puedes llegar a colocar una cama allí. Encima de puertas o elementos altos puedes poner estanterías y zonas para guardar cosas.

Optimizar el almacenaje

Todos tenemos cosas que guardar en mayor o menor medida, por eso en la decoración de espacios pequeños una de las pautas más importantes es que el almacenaje tiene que ser lo más óptimo posible.

Para poder ganar metros y espacio de almacenaje en un espacio pequeño lo ideal es optar por diseños de almacenaje a medida, porque estos van a optimizar la superficie o el espacio que tengas al cien por cien. Es el caso de los armarios empotrados a medida, que aprovechan todo el espacio disponible, tanto de anchura como de altura, y el interior puedes diseñarlo según tus necesidades con baldas, cajones, etc.

Es importante que aproveches cualquier superficie o cualquier hueco perdido, como puede ser por ejemplo el hueco debajo de una escalera, que te puede valer para generar una zona de armario o de almacenaje. Cualquier pequeño rincón que pueda estar creado por un pilar que no puedes ocultar, se puede aprovechar instalando algunas baldas.

Busca muebles que también ofrezcan espacio de almacenamiento. Opta por una cama con cajones o un arcón abatible, o bancos y reposapiés con espacio para guardar mantas.

En un espacio reducido hay que elegir bien cada pieza y, si puede ser multifuncional, mucho mejor: un sofá cama puede servir de sofá y de cama.

Si tu cocina es pequeña puedes optar por elegir electrodomésticos de tamaño reducido, la medida estándar de un lavavajillas son 60 cm, pero también hay en el mercado lavavajillas de 45 cm, que te permitirá tener una zona de lavavajillas, aunque sea más pequeña y disponer de algunos centímetros extra para almacenamiento.

Dirige la mirada hacia arriba

Los diseñadores de interiores utilizan este truco para crear la ilusión de más espacio.

Su objetivo es atraer la mirada hacia arriba. Para ello, puedes utilizar grandes estanterías que colocarás lo más cerca posible del techo para optimizar el espacio vertical disponible. O elementos decorativos, como cuadros, que colgarás más arriba de lo que es habitual.

Puedes instalar una estantería sobre las ventanas o puertas. Otra idea es utilizar librerías altas y cortinas que cuelguen desde el techo.

Ten en cuenta las proporciones

Con los metros cuadrados de los que dispones, si utilizas elementos con la escala adecuada, conseguirás que esos metros cuadrados parezcan muchos más.

Si compras una vivienda antigua puede que encuentres zócalos muy altos, rodapiés muy exagerados, molduras en el techo, rosetones… Y salvo que la vivienda tenga un valor histórico es preferible que prescindas de esos elementos porque, en espacios pequeños, lo que consiguen es hacerlos más pequeños y encima mucho más recargados. Es por eso que las viviendas modernas tienen tienden a líneas arquitectónicas mucho más simples, más rectas, más sencillas, para conseguir que el espacio parezca más grande.

No es necesario utilizar muebles y decoración de tamaño reducido en un espacio pequeño. La clave es elegir unas pocas piezas llamativas que realmente atraigan la atención. Es igual de agobiante elegir un sofá desproporcionado para un salón pequeño, que llenar el espacio con seis o siete muebles pequeños, de las dos formas conseguirás que el salón resulte más pequeño.

Decoración salón pequeño

Es muchísimo más acertado elegir menos piezas, con un tamaño proporcionado al espacio donde vayas a colocarlos. Antes de comprar los muebles, haz una simulación en alguna de las páginas para diseñar el salón online que puedes encontrar en internet, así verás cómo queda todo con las medidas que tienes.

Otro error es elegir piezas de arte pequeñas para espacios pequeños. En lugar de llenar la pared con muchos marcos y cuadros, es mejor crear un “punto focal” con una obra de arte muy grande. Para que este truco sea eficaz, la pared debe ser de un color que contraste con el cuadro.

Céntrate en la iluminación

La iluminación es la clave del éxito, cuanto mejor iluminado esté un espacio más amplio se ve. Los espacios pequeños a menudo son oscuros debido a que tienen ventanas pequeñas o no existen. 

Compensa la falta de luz natural añadiendo múltiples fuentes de luz en cada habitación, desde la cocina hasta el dormitorio.

Iluminación en espacios pequeños

Combina llamativas lámparas de techo, con apliques o lámparas de mesa para conseguir un ambiente cómodo y luminoso.

Puedes cambiar alguna de las puertas de madera maciza por una puerta entera de cristal, para conseguir llevar iluminación natural a esa estancia.

Un truco para aprovechar la luz natural es utilizar, para la decoración de espacios pequeños, materiales transparentes o que creen reflejos, como el acero inoxidable, el plástico o el cristal…

Mantén la coherencia

Cuando tenemos una vivienda pequeña es mejor pensar en ella como un todo para no tener cortes visuales.

Por eso es mejor utilizar el mismo tipo de suelo en toda la vivienda, o elegir el mismo tono para las paredes, para que todo tenga una unidad, una uniformidad y conseguir que toda la vivienda parezca un único espacio. De esa manera nos va a parecer bastante más grande.

Los espejos son tus amigos

La herramienta más utilizada para crear la ilusión de un gran espacio es el espejo. Sin embargo, debe estar estratégicamente colocado para crear esa ilusión. El truco consiste en hacer que el espejo refleje la luz procedente de una ventana.

Considera la posibilidad de revestir una pared con un gran espejo o, crear una pared con una galería de espejos de diferentes tamaños y formas.

En un baño muy pequeñito, si pones un espejo a medida que ocupe casi toda una pared, vas a conseguir ampliar el espacio y que el baño parezca más grande. A la hora de planificarlo, puedes probar cómo queda ese efecto con alguna de las aplicaciones para diseñar un baño desde el ordenador.

Puedes conseguir lo mismo si en una entrada o un recibidor pequeño pones varios espejos enfrentados en distintas paredes.

Elige muebles con patas o suspendidos 

Un truco de decoración de espacios pequeños para ampliar el espacio es elegir muebles suspendidos. Por ejemplo, un mueble de lavabo que esté suspendido y no llegue hasta el suelo. O un mueble o sofá con patas, que permite que la luz pase por debajo y les hace parecer menos pesados.

Muebles suspendidos

Al no poner un límite visual que llegue hasta el suelo vamos a conseguir que el espacio parezca mucho más amplio. También es muy acertado que cuelgues la televisión en la pared, en vez de colocarla sobre un mueble. De esta manera va a quedar muchísimo más liviana y podrás tener la superficie del mueble para poder dejar otras cosas.

Aunque ya te dimos muchos consejos para encontrar la casa perfecta, a veces hay que adaptarse a lo que podemos encontrar con nuestro presupuesto. Por eso, esperamos que estos trucos te ayuden a que la tuya, aunque sea pequeña, acabe siendo la casa de tus sueños.

¿TE ESTÁ GUSTANDO LO QUE VES?

Suscríbete a nuestra newsletter para mantenerte al día de nuestras novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.