Catedral de Palermo

10 razones para viajar a Sicilia

10 razones para viajar a Sicilia se quedan cortas, hay muchas más. Sin embargo si nos planteamos esta opción viajera para el verano o para el otoño, quizás con estas ideas os podamos animar a conocer una de las islas más bonitas del Mediterráneo.

Por qué viajar a Sicilia

 

Si eres amante del arte y de la historia

Si te gusta la historia y buscas yacimientos arqueológicos, Sicilia es tu destino. Esta isla mediterránea fue parte de la Magna Grecia y ellos, los griegos, dejaron su impronta en toda una colección de edificaciones que hay que visitar. Si vas a Sicilia no te puedes perder el Valle de los Templos en Agrigento, donde se encuentra el templo dórico mejor conservado. Pero harás bien en visitar el teatro griego de Taormina y la llamada Neápolis de Siracusa. Hay mucho y bueno donde elegir.

templos griegos

 

Si por el contrario lo tuyo es el estilo barroco y te fascinan los edificios complicados y llenos de volutas, disfrutarás en Sicilia. Debido a desastres naturales, muchas ciudades y pueblos del sur de la isla fueron reconstruidos en este estilo. Desde entonces, se han convertido en emblema para el viajero que busca el arte allá donde vaya. Catania y Siracusa o el valle de Noto con sus emblemáticas y hermosas construcciones, te fascinarán.

Si lo tuyo es la naturaleza y vivir bien

Los amantes de paisajes únicos también encontrarán en Sicilia su destino ideal. Por un lado están sus costas rocosas batallaras por la erosión del mar y los vientos. Por otro, el Etna domina gran parte de la isla ofreciendo excursiones para senderistas intrépidos. Y si aún quieres disfrutar de islas poco transitadas por los turistas, escápate a las Eólicas que formar parte del Patrimonio de la Unesco con su paisaje volcánico.

El “Dolce far niente” está garantizado en Sicilia. Cuando te canses de recorrer sus innumerables atractivos; te recomiendo que descanses junto al mar, o mirándolo desde un acantilado. Ese reposo del viajero ya lo entendieron en el siglo XIX cuando los viajeros del Grand Tour hacían escala en Taormina.

Si te gusta comer bien, Sicilia es un destino indispensable. Si en toda Italia se come de lujo, aquí esta máxima llega a lo más alto. El pescado está presente de mil maneras: en la pasta, en frituras deliciosas, en pasteles de verduras; pero también disfrutarás de sus “arancini” o de postres tan ricos como los “cannoli” o la “cassata”. Para chuparse los dedos.

Si eres sibarita de destinos urbanos

Si te gusta el turismo urbano, en Sicilia hallarás ejemplos únicos. En Palermo, la capital, el bullicio va por barrios y los tesoros se esconden a la vuelta de la esquina. En Siracusa, en cambio, la isla de Ortigia destaca por su belleza barroca abierta al mar. Taormina es un lugar pequeño, que se recorre de sobra en un día, pero que deja sin aliento por las vistas que enamoraron a viajeros hace siglos.Calles de Sicilia

 

Ya sabes cómo nos gusta seleccionar alojamientos. Pues en Sicilia podrás encontrar de todo un poco: desde viejos palacios restaurados en el centro de las ciudades más importantes, pasando por pequeños hoteles encantadores y villas para alquilar con vistas de infarto. Sea como sea, últimamente la hostelería se vuelca con esta isla de los dioses.

Si volvemos la vista atrás en la historia, un estilo artístico singular es el árabe-normando. En un lugar tan transitado por diferentes pueblos como es Sicilia, no nos puede extrañar encontrar ejemplos significativos como la catedral de Monreale o la Capilla Palatina de Palermo.

El mar nos acompaña siempre en nuestros recorridos por la isla de Sicilia. Lo tendrás de telón de fondo en la Kalsa palermitana, te arrullará junto al Etna en Taormina y te asomarás a él desde los miradores de Ortigia. Siempre está este Mediterráneo de luz que cambia de nombre a Tirreno y Jónico según las costas de la isla.

Ragusa

Si eres amante de la literatura

Si eres lector, Sicilia es para ti. Las obras del incombustible Andrea Camilleri transcurren en localidades ficticias del sur de la isla que podrás recorrer siguiendo la ruta Montalbano. También encontrarás restos del esplendor al que hacía alusión Lampedusa en su “Gatopardo”. Además,  podrás sentir el ambiente opresivo de “La Mennulara”.

Sicilia es una isla evocadora e inspiradora  y una parte de Italia no tan conocida.  Ideal para relajarse de la mano de griegos, romanos, árabes y normandos; sin olvidar la impronta española en un lugar único.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.