El verano es la época del año de las vacaciones y las escapadas. De días tumbados bajo el sol o de paseos por las ciudades. Nuestra piel y nuestro pelo pasan más tiempo en esta época expuesta al sol. Por mucho que nos cuidemos y utilicemos fotoprotectores, nuestra piel irremediablemente estará más seca tras el verano. Por no hablar del cabello. Puntas abiertas, melena reseca y color totalmente modificado por el efecto del sol Así que con el fin del estío no queda más remedio que intentar reparar esos daños y prepararse para las inclemencias del invierno. Aquí te dejamos algunos consejos para cuidarse después del verano y recuperar tu mejor aspecto.

Cuidarse después del verano

Mantén el bronceado

Esta claro que hay que cuidarse tras el verano. Pero a todos nos encantaría mantener el tono dorado que hemos conseguido en las vacaciones. Para ello es aconsejable aplicar crema hidratante al menos dos veces al día. Y por supuesto evitar las exfoliaciones y las limpiezas muy enérgicas. Así como los cosméticos que incluyan ácidos en su formulación. Si a esto sumamos el consumo de alimentos con betacarotenos, como la papaya, ayudaremos a que nuestro bronceado se mantenga algunas semanas más.

Cuidarse después del verano

 

Vitamina C

Para recuperar la piel de la cara viene muy bien utilizar un serum con vitamina C. Los serums permiten utilizar mayor concentración de principios activos y tras el verano son la base para recuperar la hidratación del rostro. La vitamina C además de actuar como un potente antioxidante, ayuda a aclarar las manchas producidas por el sol y mejora la luminosidad. Lo ideal es utilizar un serum con vitamina C al 15% y aplicarlo dos veces al día.

Cremas hidratantes faciales

En el mercado hay infinidad de cremas hidratantes. Aunque lo que busquemos sea hidratar tras el verano, cada persona tiene unas necesidades específicas. Una vez detectadas las tuyas debes hacerte con una crema hidratante para aplicar en casa cada día tras el serum. Con ello combatirás la deshidratación. Pero también la falta de densidad y las arrugas más finas. Debes recordar que antes de aplicar estas cremas debes limpiar minuciosamente la piel de rostro y cuello.

Mascarilla facial

Cuando más seca esté la piel de tu rostro más tendrás que utilizar una mascarilla hidratante. Lo ideal sería hacerlo todos los días durante la primera semana. Después debes valorar la recuperación de tu piel. Si crees que ha mejorado bastante, pasa a aplicarla dos veces en semana y después, durante todo el invierno, una sola vez a la semana. Es una de las formas más agradables de cuidarse después del verano. Sin salir de casa te puedes regalar cada día unos minutos de relax.

Cuidarse después del verano

Visita al dermatólogo

Para los que tienen pieles con problemas cuidarse después del verano es doblemente importante. Quienes tienen algún problema dermatológico como acné, rosácea o dermatitis seborreica es aconsejable acudir en septiembre al dermatólogo. Tras el verano puede haber reactivaciones del acné y brotes de dermatitis atópica en otoño.

Sigue protegiendo la piel

Aunque ya estés en casa y no te expongas cada día al sol, sigue aplicándote fotoprotectores antes de salir a la calle. El rostro, el cuello y las manos están expuestas todo el año a los rayos solares. Con una buena protección ayudaremos a mantener la hidratación y a evitar las temidas manchas producidas por el sol.

Córtate el pelo

No hay que hacer un cambio de look y olvidar la melena tras el verano. Pero a tu cabello le vendrá genial que cortes las puntas. De esa forma acabarás con la zona más castigada y darás más fuerza al cabello. Incluso parecerá que tienes más pelo al quitar las puntas afinadas y abiertas. Para las más arriesgadas, este momento puede ser el de olvidarse del pelo largo y pasar a la melena midi que además es tendencia.

cuidarse después del verano

Nutre tu cabello

El cabello tras el verano pide a gritos que se el hidrate. Con ello recuperará la elasticidad y el brillo. Lo mejor para conseguirlo es utilizar un champú nutritivo. Y ser constantes en el uso de la mascarilla capilar. Lo ideal es aplicarla durante un mínimo de tres veces por semana. Recordad que encada ocasión hay que dejarla actuar al menos  durante 20 minutos.

Bebe agua

La forma más sencilla de cuidarse tras el verano: beber agua. Los dos litros de agua diaria no pueden faltar en nuestra rutina. No solamente ayudará a tener hidratada tu piel y la dará mejor aspecto. Además aporta energía y limpia los riñones. Y solo tendrás que abrir el grifo para tenerla a tu disposición.

Productos recomendados

La oferta de productos en el mercado para cuidarse después del verano. Cada de una nosotras, las viajeras de Viajes y Estilo tiene sus favoritos. Aquí te los dejamos, por si te animas a probarlos:

  • Moroccanoil oil treatment nos lo recomienda Cristina de Kris por el mundo. Es un tratamiento que transforma y repara completamente el cabello. En su fórmula hay proteínas, ácidos grasos, aceites omega-3 y vitaminas que dan brillo al cabello y antioxidantes que lo protegen. Es un complemento perfecto para hidratar la melena tras el verano. Además se puede utilizar también en seco.
  • Cris, de Wircky,  nos dice que no puede prescindir de Nuxe Huile Prodigieuse. Se trata de un aceite seco que ella utiliza se aplica en la piel del cuerpo para recuperar la hidratación perdida tras los días de playa y sol. También se puede utilizar en el rostro y en el cabello.
  • Lierac Sunific After-sun es el producto que utiliza Cristina de Ida y Vuelta para cuidarse después del verano. Repara, calma e hidrata intensamente la piel del rostro y escote. Sus activos de micro-alga azul y el ácido hialurónico puro tienen un poderoso efecto anti edad.
  • Mar de A un clic de la aventura utiliza la Mascarilla Avène por sus propiedades calmantes e hidratantes. Este producto ayuda a recuperar de forma sencilla los niveles de hidratación del rostro y es adecuada incluso para piel sensible.

 

Y tú ¿cuáles son tus consejos para cuidarse después del verano?