Italia es arte, gastronomía, cultura, compras… Y ¿por qué no relax? Seguro que en una agenda ajetreada de viaje cabe una visita a un bonito spa o a unas termas con vistas a las montañas. Porque no todos es ver y visitar mientras viajas, hoy te contamos cómo aprovechar el tiempo de relax en las mejores termas y spas de Italia.

Termas y spas en el norte de Italia

Cuando el frío aprieta en Italia, además de una buena pista de esquí, muchos italianos optan por pasar unos días de relax en un spa cerca de las colinas o con vistas a las montañas. En las regiones del norte se encuentran algunas de las mejores termas y spas de Italia. Entre ellas Bormio, donde se sitúan dos conjuntos termales de gran renombre y fama en el norte de Italia (sobre todo en ciudades tan bellas como Milán o Verona). Están en la zona de la Valtellina, dentro de la región de Lombardía. Se trata de unas termas cuyo origen se remonta al pasado romano de la zona. El lugar es simplemente espectacular. Muy llamativa la piscina panorámica que se abre a las montañas del valle de la Valtellina. En Bormio se encuentran, también, algunas piscinas naturales, de las que se puede disfrutar sin previo pago.

También entre montañas, en los Dolomitas, en la región del Trentino Alto Adige se sitúan las Termas di Dolomia. Un lugar para una inmersión total en el bienestar del cuerpo, rodeado por el aire más limpio de Italia. Si te desplazas hacia los Alpes y el Valle de Aosta no dejes de visitar las Termas di Prè Saint Didier. Estas termas son famosas entre turineses y milaneses por sus preciosas vistas a las montañas nevadas e incluso del propio Monte Bianco.

Termas y spas del sur de Italia

Uno de los lugares más bellos del país, en el Canal de Otranto, en Puglia, acoge las preciosas termas de Santa Cesarea Terme. Son termas de origen natural y de agua sulfúrea con importantes beneficios para la piel. Además de la belleza natural y el paisaje que la circunda se encuentran bastante cerca de Alberobello, el pueblo de los Trullo, un precioso ejemplo de arquitectura tradicional. Ciertamente Puglia (A Pulia) es una de las regiones que cuenta con mayor número de termas naturales. Entre ellas Torre Canne, en el parque Natural delle Dune, las de Margherita di Savoia o Castelnuovo della Daunia, distribuídas entre las diferentes provincias de la región.

Las Termas Luigiane en la provincia de Cosenza en Calabria, también son altamente reconocidas en toda Italia. En la zona además de las aguas termales, baños con hidromasaje y todo tipo de tratamientos para la piel, se puede disfrutar del relax en playas cercanas como las de Santa Rosalía.

Termas en Toscana

Si hay una región que se caracteriza por sus maravillosos centros termales esa es Toscana. Ya sea en invierno o en verano La Toscana goza de un gran número de lugares denominados termales con grandes recursos naturales para la belleza y el bienestar de nuestro cuerpo. Junto a las preciosas y llamativas termas naturales y con acceso libre, se pueden encontrar otros centros de bienestar muy conocidos entre la población italiana como son las de Chianciano, Montecatini o Montepulciano. Todas ellas, cerca de centros artísticos y culturales imprescindibles para el viajero ofrecen el descanso necesario entre visita y visita.

Las mejores termas y spas de Italia con origen natural

Los caprichos de la naturaleza han dejado algunos de los lugares más originales y atractivos para el descanso en Italia, son las termas naturales. No solo pensaremos en los beneficios que va a aportar al bienestar de tu cuerpo, estas termas se encuentran al aire libre y son de acceso gratuito ya que forman parte de conjuntos o parajes naturales.

Entre estas están algunas de las mejores termas y spas de Italia, como las preciosas Cascadas del Mulino en la provincia de Grosseto, en el corazón de la Toscana. El origen de estas piscinas naturales es legendario, ya que sería una rayo de Jupiter el que formaría estas terrazas convertidas en bañeras de aguas cálidas. Si además de las aguas estás interesado en un masaje puedes acudir a algunos centros de relax muy cercanos, eso sí, ya de pago. Toscana es un lugar privilegiado en este aspecto, ya que son varios los lugares para disfrutar de las cálidas aguas benéficas, como las Termas de San Filippo en el Val d’Orcia o las de Petriolo, con aguas a más de 40 grados, entre las provincias de Siena y Grosseto.

También Lazio goza de una buena red lugares para el relax termal. Las Massas de San Filippo en la provincia de Viterbo, exploradas ya en época romana, es un lugar ideal para las afecciones respiratorias y los problemas relacionados con la piel. No muy lejos, en la misma provincia, se encuentra la piscina natural de Bullicame, una de las más grandes de Italia, con más de 2000 metros cuadrados de agua.

Estas y muchas otras como las piscinas termales de la isla de Ischia, en Campania o las esplendidas zonas de agua caliente que se forman en las termas y aguas con propiedades de Vulcano en Sicilia. Todas ellas harán que vuestros viajes por las islas transalpinas estén acompañados de puro bienestar. Y tú ¿te apuntas a disfrutar de las mejores termas y spas de Italia?

Imágenes decidas por Shutterstock