Llega el verano, época de vacaciones por excelencia. Tienes ante ti multitud de opciones para poder elegir destino. Puede ser que busques destinos urbanos, destinos de playa o destinos de naturaleza. O puedes buscar un destino que combine todas estas opciones.

Si eres de los que disfrutan a la vista de un paisaje de infarto; de los que necesitan una ración de montaña en vena; de los que se mueren por descubrir ese lago de postal que han visto en fotos; o de los que practican senderismo como uno de los mejores deportes, entonces no te puedes perder estas recomendaciones.

Destinos de naturaleza para disfrutar al aire libre este verano

Noruega


A la tierra de los vikingos la naturaleza le ha dotado de paisajes impresionantes. En Noruega más de la mitad del territorio lo ocupan montañas y glaciares. Y en la costa el mayor espectáculo natural es la visión de sus fiordos.

Cada estación en Noruega tiene su encanto, pero en verano podrás disfrutar de más actividades en plena naturaleza.

En el norte de Noruega puedes ver desde montañas y estrechos fiordos, a interminable tundra y naturaleza salvaje. Aquí puedes disfrutar de diversos safaris de fauna salvaje. Si tienes suerte podrás observar ballenas, águilas, aves marinas o cangrejos reales.

Una de las mejores cosas que puedes hacer en la costa del sur es un viaje en barco. En la zona central o Trøndelag es muy recomendable el safari del buey almizclero Dovre.

En el paisaje del este de Noruega puedes contemplar desde las montañas más altas de Europa del norte, en el Parque Nacional de Jotunheimen, hasta los bosques en los que habitan lobos junto a la frontera sueca.

El verano es el mejor momento para realizar senderismo en sus montañas, que es una actividad muy popular en Noruega. Tienen muchas sendas marcadas y cabañas que ofrecen alojamiento en las rutas.

La mejor zona para ver los fiordos es el oeste de Noruega. Esta zona es ideal para el senderismo y para hacer excursiones por los glaciares, como el Glaciar de Briksdal. Este glaciar se encuentra a medio camino entre el Fiordo Geiranger y el Fiordo de los Sueños, dos de los fiordos más importantes de Noruega.

Panamá


Este país de Centro América, además de ser famoso por su Canal, es uno de los países con mayor diversidad del planeta.

Sus playas caribeñas son de esas playas de postal y están entre las mejores del mundo. Uno de los mejores lugares para disfrutar de esas preciosas playas es Guna Yala, que además es de los más remotos de Panamá. O Bocas del Toro, un destino ligado a los descubridores españoles que ofrece playas de aguas color turquesa e impresionantes manglares.

La estación de montaña de Boquete invita a las actividades de aventura como escalada o rafting.

Si quieres disfrutar de la naturaleza en una selva tienes que acercarte a Darién, que tiene la selva más densa de Panamá y es uno de los lugares con mayor diversidad del planeta.

Es muy recomendable una excursión para avistar ballenas jorobadas.

Eslovenia


País verde por excelencia, Eslovenia ha hecho de su naturaleza su mayor reclamo. Es uno de los destinos de naturaleza más de moda en los últimos años.

No puedes perderte sus preciosos lagos, como el lago Bled o el lago Bohinj con los Alpes de fondo.

Pero no sólo podrás disfrutar de la naturaleza al aire libre, también el subsuelo esconde una gran riqueza natural. Los 20 kilómetros de túneles y galerías de Postojna la convierten en la cueva más visitada de Europa. Otra cueva muy recomendable también es la de Skocjan.

En este destino de naturaleza podrás disfrutar de rutas de senderismo en las que llegarás hasta preciosas cascadas, como la de Savica o recorrerás zonas increíbles como la garganta Vintgar.

España


En España podemos presumir de tener paisajes preciosos y un montón de ecosistemas diferentes.

Así que es uno de los destinos de naturaleza más recomendables del mundo. Y como hay tanta variedad la elección puede ser bastante difícil.

Si te gusta la montaña puedes disfrutarla tanto en el Parque Nacional de los Picos de Europa, como en los Pirineos. En estos parajes puedes disfrutar de multitud de rutas de senderismo, como la ruta por las montañas encantadas del Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. O puedes disfrutar de preciosos lagos  como el Ibón de Plan o Basa La Mora.

En España tenemos varias reservas de la biosfera en la que disfrutar de la naturaleza. Como la Reserva de la Biosfera Ordesa-Viñamala o la Reserva de la Biosfera de Somiedo.

Pero no sólo puedes disfrutar de la naturaleza en estos espacios tan emblemáticos. En cualquier provincia española encuentras zonas donde disfrutar al aire libre. Hasta regiones que no son tan famosas por su naturaleza tienen espacios sorprendentes.

En Cuenca tienes varios destinos de naturaleza, como el Parque Natural del Hosquillo, en plena Serranía. Allí puedes contemplar aves como buitres leonados, halcones peregrinos o búhos reales.

En Albacete puedes adentrarte en un paraje verde que no se relaciona para nada con esta provincia, como es el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima.

Otro de esos destinos de naturaleza que siempre sorprenden es el Monasterio de Piedra, en la provincia de Zaragoza. En tu recorrido por el parque natural podrás disfrutar con sus cascadas, saltos de agua y grutas.

En el sur también tienes destinos de naturaleza para elegir. El Parque Nacional de Doñana es, sin duda, el más emblemático de todos. Pero también tienes otros destinos de naturaleza de interés como la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas o la Sierra de Grazalema, entre otros muchos.

Y no podemos dejar de lado a las islas, tanto Baleares como las Islas Canarias son unos excelentes destinos de naturaleza. En Lanzarote no te puedes perder la visita al Parque Nacional de Timanfaya y las llamadas Montañas de Fuego. Uno de los parajes naturales más singulares y espectaculares de España.

 

* Foto del Lago Bled en Eslovenia (Joe Parks Attribution-NonCommercial 2.0 Generic (CC BY-NC 2.0))