¿Cómo hacer bien una maleta para el verano? Esta es una de las preguntas que todas nos hacemos justo antes de una escapada a la playa o un viaje de largo recorrido. Si algo caracteriza a una buena viajera es ser capaz de condensar en su maleta de viaje todo lo que necesita para los días de asueto y ocio teniendo en cuenta todas las variables y por si acasos pero sin pasarse con el peso. Ahora bien, cuando el peso son 10 kg de máximo, en las lowcost europeas o 7 kg en las asiáticas, empieza el problema de qué llevar a un viaje para no quedarnos cortos y no pasarnos.

Seguro que estáis pensando en que conseguir hacer bien una maleta es imposible si vamos con un pequeño trolley o una mochila a cuestas. Sin embargo, si echas un vistazo a estos consejos seguro que te será mucho más fácil conseguirlo ¿preparados?

Consejos para hacer bien una maleta

Sé realista: en un viaje de verano hay situaciones cotidianas como las largas caminatas culturales o naturales, las visitas a templos y centros religiosos, o los días de playa. Además cuenta con los “por si acaso” pero los factibles: frío, lluvia, mucho calor, una salida de copeteo a un sitio de moda.

Piensa en las necesidades básicas y la salud, un pequeño botiquín puede ayudar mucho sobre todo en los primeros momentos de dificultad o si estás en un lugar con difícil acceso, en la playa o en las montañas. No es necesario pasarse con el botiquín, en casi cualquier lugar del mundo puedes encontrar muchos medicamentos, además si has contratado un buen seguro, algo que siempre recomendamos, tendrás acceso a la sanidad del país en el que te encuentres.

No te pases con la ropa, dos o tres cambios básicos y que se puedan combinar, es decir, colores neutros que sirvan para crear diferentes estilos. Siempre blancos, negros, grises. No te olvides de un vestido, pesan poco y si no se arruga, mejor que mejor. Las gafas de sol, la protección solar… son básicos y tienen que estar siempre, es fundamental protegerse del sol. Además si vas a sitios como Bangkok, Kuala Lumpur, o Singapur ¡puedes ir de compras!

Los imprescindibles para hacer bien una maleta

Hay algunas prendas básicas que son imprescindibles, en verano son necesarios algunos complementos que te ayudarán en muchas circunstancias.

El foulard, es básico para los días que hace más frío, tu garganta no se resentirá en el viaje. Te servirá para cualquier templo, por ejemplo los budistas en los que tendrás que cubrir tus hombros o los hinduístas en los que lo puedes usar como un sarong. Si hace calor también sirve como diadema para recoger el pelo o como pareo en la playa. Si además eres un poco manitas, un foulard y un par de imperdibles te pueden servir para hacer un top bonito o una mini falda veraniega. Es un buen pareo para la playa o incluso un vestidito para bajar a la piscina. Además de un buen complemento puede ayudarte para sentarte en medio del campo o en un parque a comerte un bocadillo con mucho estilo y sin mancharte. ¿Qué más se puede pedir?

Los bikinis reversibles y combinables. Son prendas ideales para las playas del Caribe, pesan poco y además se convierten en cuatro modelos diferentes, son perfectos para las que no quieren repetir. Otra opción ideal es un pantalón corto reversible o pantalón desmontable. Los reversibles se han puesto de moda y son numerosas las marcas han creado pantalones cortos semideportivos y elásticos que pueden convertirse en dos. Un pantalón de este tipo te permite tener un montón de combinaciones posibles, con dos o tres camisetas. Además estos pantalones cortos quedan fenomenal con una blusa y unas cuñas, no te servirán solo para la playa o para las caminatas, con una bonita blusa podrás ir muy chic a cualquier fiesta que se presente. El mundo de las prendas reversibles es muy amplio, también puedes encontrar vestidos muy bonitos y con mucho estilo que al darse la vuelta se convierte en otro estilo completamente diferente. Nunca está de más un bolso reversible si te gusta tener opciones para elegir durante el viaje.

El calzado es fundamental, por ello, lo más aconsejable es que lleves un calzado tipo deportivo chic, es decir, líneas deportivas pero con un toque de estilo, como primer par, para el día, para caminar, etc. Y un segundo par de sandalias, no muy altas, con un par de centímetros de altura, que sean cómodas para caminar pero que también te sirvan para salir a tomar una copa. Si vas a estar en la playa unas chanclas con suela tipo estera (bambú), son cómodas, se secan rápidamente y las puedes usar para salir a pasear además de para playa o piscina.

Lo que no puede faltar para hacer bien la maleta

Hay objetos que no pueden faltar para tener una maleta completa y en con los cuales puedas solucionar cualquier imprevisto.

  • Documentación, aunque sea en Europa y puedas salir con el DNI si tienes Pasaporte mejor. Llevar dos documentos puede ayudar en muchas ocasiones. Contrata un seguro de viajes.
  • Botiquín, básico para cualquier eventualidad. Lleva las cosas necesarias para dolores de cabeza, dolores musculares, diarreas y, sobre todo, si vas a una zona tropical, Asia, etc, antimosquitos.
  • Neceser, menos es más, las tallas pequeñas son ideales para poder llevar muchas cosas. Crema hidratante, desmaquillante y cremas solares. Lleva tu maquillaje, incluso las pruebas que a veces nos regalan, pero ten en cuenta que en cuanto tomes el sol vas a estar mucho más guapa con menos. No hace falta que te líes con champús, geles o acondicionadores, la mayoría de los hoteles los tienen. Coleteros, horquillas, pendientes, bistutería… no ocupan y no pesan, siempre caben en cualquier rincón.
  • Electrónica, no te olvides de tus cargadores, pero aquí también sirve la máxima menos es más, ahora mismo el cargador del móvil te puede servir para otros aparatos. Aprovéchalo.

Para hacer bien una maleta no puede faltar….

En la maleta de Mar no puede faltar… un ladrón para los enchufes y así cargar todos los aparatos y el secador para el pelo.

En el equipaje de Cristina Monsalvo no falta nunca… Crema hidratante y un gran foulard.

Paloma no se va de viaje sintapones para los oídos y el lápiz de ojos.

Cristina Rodríguez tiene siempre su neceser completo con… líquido para las lentillas, un “must”.

Cuando piensa en su maleta Vero siempre… recuerda meter su perfume 212 Vip Rose y unas zapatillas de estar en casa.