Hoy nos apetece refrescarnos y para eso nos vamos hasta algunos de los mejores bares de playa que hay en España. No sólo ofrecen paisaje, que también, sino buena gastronomía, actividades diferentes y un ambiente único. Eso sí, la compañía tiene que ser cosa tuya.

1. Trocadero en Sotogrande, Cádiz:

Si te acercas por este rincón privilegiado de la costa gaditana te sorprenderá la reforma del tradicional club de playa de Sotogrande. Con la playa al alcance de la mano y gran cantidad de piscinas para grandes y pequeños el ambiente ha cambiado por completo para llevarte de viaje a la época colonial. Diversas jaimas distribuidas por todo el jardín y una gran palapa donde podrás tomar una copa te harán sentir por un momento en el continente africano vecino.

En cuanto a la carta hay cantidad de posibilidades a elegir: desde menú infantil, pasando por menú de tapas y menús de día y de noche. Todo cocinado con producto de gran calidad como el atún de almadraba, las carnes del norte o los pescados de las mejores lonjas españolas. Un placer para el cuerpo y el espíritu.

Si te alojas en el Hotel Almenara de Sotogrande, la entrada al club está incluida y podrás disfrutar del mar en un entorno único.

2. Amante Beach Club, Ibiza:

Entorno rural junto al mar Mediterráneo, un paisaje de ensueño, restaurante, cine de verano y hasta clases de yoga por la mañana. Todo esto podrás encontrar en un club de playa realmente bello sobre un acantilado en la playa de Sol d’en Serra.

La cocina española e italiana que se sirve es puramente mediterránea y cuentan asimismo con menú pensando en los más peques de la casa, lo que es un detalle.

Si estás por Ibiza este verano, no dudes en acercarte hasta allí para gozar de uno de los mejores entornos para cenar y disfrutar de la brisa marina.

3. Balneario de los Baños del Carmen, Málaga:

Inaugurado en 1918 siguiendo la estela de San Sebastián o Santander se convirtió pronto en el centro social de Málaga con sus exposiciones artísticas y competiciones deportivas.

Hoy se ha recuperado para el público ávido de descansar junto al mar mientras degusta la mejor cocina mediterránea, toma un gin-tonic rematado por azahar y naranja o escucha música en vivo.

El “dolce far niente” a la malagueña.

4. Vivero, Sitges:

Situado muy cerca de la playa de San Sebastián, emblemática en la localidad barcelonesa, y sobre un pequeño acantilado se encuentra este lugar emblemático que cautiva con sus múltiples actividades. Yoga, tai chi, masajes, actividades acuáticas etc. todo para darle un algo diferente a la estancia junto al mar.

Tiene un restaurante al aire libre, otro cubierto, uno más en el mirador e incluso te llevan la comida al barco (si tienes la suerte de disfrutar de uno).

Buena comida y mejor ambiente, lo convierten en uno de los mejores bares que puedes encontrar en la costa mediterránea.

5. People Bar, Formetera:

Se trata de un chiringuito de los de toda la vida, regentado por los dueños del hotel Tahití. En vez de mirar a la noche, ellos miran a los habitantes playeros de la mañana y la tarde. Así pues, la tranquilidad está garantizada gracias a la música del mar y a una carta de lo más saludable.

Si además te quedas en el hotel, que está muy cerca, disfrutarás de un entorno eco muy acorde con los zumos, las frutas frescas y refrescantes y las verduras que te sirven en el People Bar y que hacen las delicias de familias enteras.

 

Imagen de Frank Jacobi